Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Convencimiento pleno de la derrota

Real Madrid-Real Mallorca

En el duelo de las rotaciones, el Real Madrid arrolló al Mallorca porque no es lo mismo que haga rotaciones el Madrid a que las haga el Mallorca, y punto. Tan es así que mientras que el Madrid no reactiva a la ‘segunda unidad’ mallorquinista, el Mallorca sí recuperó a todo madridista viviente que parecía no contar para nada. En la semana del ‘caso Asensio’, el mejor mallorquín sobre el terreno de juego hizo un ‘hat-trick’ vestido de blanco.

Isco, que entró con el partido resuelto, marcó gol un año y medio después. Y hasta Jovic remató tres veces, una de ellas, con desvío de Reina, al larguero. A Benzema todo le entra, y esta vez Vinicius ofreció su versión goleadora del pasado, por suerte para los bermellones.

En el otro lado, buen gol del surcoreano Kang-in Lee, y buenas ocasiones para Take Kubo, Baba, Antonio Sánchez y Lago Junior, pero ante un guardameta como Courtois, que son palabras mayores.

Pero, dicho todo esto, hubo algo más preocupante que los errores defensivos durante todo el partido, especialmente en la primera parte, y es la llegada al Estadio Santiago Bernabéu y la salida al césped con el convencimiento de la derrota. Este Mallorca ya se había convencido de que iba a perder, y así es más fácil caer aunque sea con estrépito.

Compartir el artículo

stats