Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RCD Mallorca. Óbito

Fallece Jaume Arqué, histórico del primer ascenso del Mallorca

El defensa catalán formó parte de la plantilla que subió desde Tercera hasta Primera División, en 1960

Jaume Arqué, en su etapa de jugador del Mallorca

Jaume Arqué, en su etapa de jugador del Mallorca Diario de Mallorca

El Mallorca ha anunciado esta noche el fallecimiento de uno de los jugadores históricos del club, Jaume Arqué. Nacido el 20 de octubre de 1933 en Viladrau (Girona), formó parte de la plantilla que logró ascender por primera vez a Primera División. Con el Mallorca jugó 129 partidos y marcó 4 goles.

Arqué llegó al Mallorca en 1958, procedente del Terrassa. Tras diez años en el club catalán firmó por los bermellones para jugar en Tercera División. El presidente era Jaume Rosselló, que había hecho limpieza en un equipo en el que solo seguían Forteza y Magí.

Con el argentino Juan Carlos Lorenzo en el banquillo, aquella misma campaña se logró el objetivo: ascender a Segunda tras proclamarse campeones de Tercera y eliminar al Sans y al Nàstic. Con él estaban en ese equipo futbolistas como Cobo, Czoka o Currucale.

Ya en Segunda, compartió vestuario con Ricardo Zamora (el hijo), Fernando Guillamón, Bolao o Antonio Oviedo. Esa campaña, la 59-60 comenzó de forma brillante, con una presentación frente al Newcastle y con Alfredo Di Stéfano como ‘estrella invitada’ en ese partido, en el que jugó con el Mallorca.

Arqué, de rojo, en el acto por el 50 aniversario del ascenso del Mallorca a Primera B. Ramon

Fue una temporada inolvidable para el mallorquinismo, ya que el equipo firmó el ascenso a Primera en la última jornada, ganando en el campo del Levante y gracias a la derrota del Córdoba en el estadio del San Fernando. Curiosamente, Arqué no jugó esa última jornada por culpa de una gripe y no pudo cerrar con matrícula de honor una Liga en la que fue indiscutible junto a Guillamón y Cobo.

El 18 de septiembre de 1960 se estrenaron el Mallorca y el propio Arqué en Primera División, ante el Racing. Arqué fue titular y compartiendo con Joan Forteza el honor de ser el único de ese once que dos años antes jugaba en Tercera de bermellón.

Jugó tres años más en el Mallorca, dos en Primera y otro en Segunda. Después se marchó a Sabadell, logando el ascenso en 1965. Se retiró al acabar la siguiente temporada, en 1966 y con 33 años, aunque después de un paréntesis se uso otra vez las botas para jugar algunos partidos con el Atlético Baleares (equipo al que entrenó años más tarde) en la campaña 66-67.

Compartir el artículo

stats