Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Athletic de Bilbao-Real Mallorca: un buen día para visitar San Mamés

El feudo bilbaíno, un fortín antaño, ha perdido fuerza en los últimos cursos

La Catedral espera al Mallorca.

La Catedral espera al Mallorca.

El primer puerto de montaña que afronta el Real Mallorca en su regreso a Primera División lo inicia este sábado en San Mamés (21 horas/Gol Tv) ante un equipo que le tiene tomada la medida al conjunto bermellón. La buena dinámica que arrastran los de Luis García se pondrá a prueba ante un Athletic que encadena cinco victorias en las últimas visitas al feudo vasco del equipo rojillo.

Pese a todo, parece un buen día para visitar la Catedral. El Real Mallorca todavía no conoce la derrota en lo que va de curso y se enfrenta a un equipo que no está logrando grandes resultados cuando juega como local, un hecho que le ha alejado de las competiciones continentales en las últimas temporadas.

Los de Luis García, que afrontarán el encuentro con una defensa bajo mínimos, quieren sacar rédito de este buen inicio de campeonato y volver a sumar en un feudo donde no logran puntuar desde el 2 de mayo de 2010, cuando dirigidos por Gregorio Manzano, se impusieron a los de Joaquín Caparrós por 1 a 3 con tantos del Chory Castro, Nunes y Aduriz.

Desde entonces el Mallorca ha visitado en cinco ocasiones más San Mamés, cuatro en Liga y una en Copa, pero en todas ellas el equipo ha salido escarmentado. En la temporada 2010/11 cayeron por 3 a 0. Un año más tarde la derrota fue por la mínima, 1 a 0 con gol de Llorente. En el curso 2012/13 el Athletic se impuso por 2 a 1. Y en el duelo más reciente, el de hace dos temporadas y en plena pandemia, el conjunto rojiblanco se impuso a los de Vicente Moreno por 3 a 1 con goles de Raúl García, Sancet y Villalibre. Budimir fue el autor del tanto bermellón desde el punto de penalti. En la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey en 2012, los leones se impusieron con tantos de Llorente y Muniain.

El Mallorca, sexto en la tabla con siete puntos, afronta su segunda salida de la temporada con el objetivo de mantener la condición de invicto tras las dos victorias en Mendizorroza (0-1) y Son Moix (1-0) ante Deportivo Alavés y Espanyol, y el empate en casa (1-1) frente al Betis en la primera jornada.

Los de Marcelino, a dos puntos del Mallorca en la clasificación, tampoco saben todavía lo que es perder este curso. Empataron frente al Elche en la primera jornada en el Martínez Valero (0-0), rascaron un punto ante el Barça en San Mamés (1-1) y vencieron al Celta de Vigo el pasado 28 de agosto en Balaídos (0-1). Sin embargo, el feudo bilbaino viene perdiendo su fuerza en los últimos cursos.

La principal causa de estas dificultades para sumar en su estadio es la falta de puntería. Al no contar con goleadores en sus filas, las opciones del Athletic pasan por reducir los goles recibidos y sacar el máximo provecho a los pocos tantos que consiguen marcar. Pese a que frente al Barcelona, en la segunda jornada, dejaron sensaciones positivas, a los de Marcelino les faltó la guinda de los tres puntos.

Compartir el artículo

stats