Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Kang In Lee: Un talento por eclosionar

El jugador asiático es la gran promesa del fútbol surcoreano y quiere aprovechar su estancia en el Mallorca para relanzar su carrera tras dos cursos complicados - Con diez años, dejó atrás su país junto a su familia para apostar por su sueño

Kang In Lee es la gran promesa del fútbol surcoreano y quiere aprovechar su estancia en el Mallorca.

La historia de Kang In Lee (Incheon, 2001) en el fútbol español parece el argumento de una película digna de Hollywood. Riesgo, superación y la consecución del sueño de su infancia son el mejor resumen. Elegido Balón de oro en el último Mundial sub-20, el joven futbolista de tan solo veinte años quiere recuperar la confianza y regularidad que perdió en el Valencia después de líos y reproches entre la directiva y los entrenadores. Con un contrato de cuatro temporadas con el Mallorca, Kang In quiere volver a maravillar al igual que lo hacía en las categorías inferiores del Valencia durante toda su carrera y como demostró, eso sí, a ratos, en el primer equipo. 

Sus inicios no son los de cualquier chico que comienza a jugar al fútbol. Tras participar y ganar en un ‘reality’ de televisión con diez años, obtuvo como premio visitar con su madre Manchester para rodar un anuncio junto al mítico exjugador del United Park Ji-sung, la gran estrella por entonces del país asiático. Kang In se dio a conocer y aquella experiencia marcó a la familia.

Llegó al Valencia con diez años | Kang In Lee hizo una prueba en Paterna y deslumbró al coordinador Xavi Mocholí, que apostó por su fichaje.

Llegó al Valencia con diez años | Kang In Lee hizo una prueba en Paterna y deslumbró al coordinador Xavi Mocholí, que apostó por su fichaje. Superdeporte

El Mallorca apuesta por un futbolista que dejó todo atrás para luchar por la ilusión de llegar a ser futbolistas profesional. Su nombre, desde su llegada a Valencia, copó titulares hablando de una joven maravilla llegada de Asia. Ya desde su llegada a la capital del Turia llamó la atención. Llegó sin saber nada de castellano y la primera persona que les recibió fue Xavi Mocholí, entonces coordinador del Fútbol-7 del Valencia. La barrera del idioma fue tan grande en esa primera conversación que Kang In hizo la prueba por equivocación con la generación de 2000. Allí estaban Ferrán Torres, Abel Ruiz, Víctor Chust o Hugo Guillamón.

Su talento no escapó a nadie y, tras conseguir que su familia emigrase con él, comenzó su aventura en el Valencia. Su proyección era meteórica. Despegó en el Alevín C. Al año siguiente dio el salto Alevín A llevando al equipo a la final de torneo nacional de Brunete. Perdió contra el Barça, pero ya dejó muestras de su potencial.  Aquellas Navidades fue la sensación de Arona. Ganó el trofeo de máximo goleador y no se atrevieron a darle el de mejor jugador porque era un competición «de niños». 

A cada categoría que pisaba sus números iban acrecentando la sensación de que el conjunto valencianista tenía un diamante en bruto. Tras comenzar a despuntar en torneos con su selección, el mallorquín Mateu Alemany, actual director de Fútbol del Barça,  tomó cartas en el asunto y renovó al canterano con un contrato hasta el 30 de junio de 2022, con una cláusula prohibitiva de 80 ‘kilos’.

Su oportunidad con el primer equipo valencianista llegó en el Trofeo Naranja 2018, ante el Bayern Leverkusen, cuando apenas tenía diecisiete años. Además, se convirtió en el jugador más joven del Valencia en debutar en la Liga de Campeones (frente al Chelsea, con 18 años, seis meses y 28 días).

Cuando su progresión parecía imparable, la falta de minutos y oportunidades le ha llevado a estancarse y no acabar de demostrar en el fútbol de élite toda la categoría que se le presupone. Tanto es así que su club, el que confió en un niño de diez años surcoreano, le ha «invitado» a dejar el club sin percibir un euro a cambio. 

Su talento innato es indiscutible, pero Kang In Lee arranca un nuevo episodio en su carrera con la certeza de que en el Mallorca podrá volver a ser aquel chico sonriente que deslumbró a todos, con el próximo Mundial de Qatar de 2022 en la retina. 

Mediático | Es toda una estrella en Corea del Sur

Con su fichaje, el Mallorca se asegura otro éxito en el departamento de marketing y publicidad. Al igual que el japonés Take Kubo, que arrastra a decenas de miles de seguidores del país del sol naciente en cada encuentro que disputa, Kang In Lee provoca el mismo efecto entre sus compatriotas. El joven mediapunta de veinte años es toda una celebridad en su país y desde que desembarcó en Valencia su carrera se ha seguido paso a paso. Tras llevar al combinado sub-20 a disputar la final del Mundial, en Corea del Sur ya esperan que pueda llevar al mismo nivel a su selección, donde la estrella es Heung Ming Son, del Tottenham. 

Compartir el artículo

stats