Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Minuto 91

Luis García y Vicente Moreno, la polémica más absurda

El entrenador del Espanyol encendió equivocadamente la mecha al provocar a su homólogo en el Mallorca, quien, aunque le asiste toda la razón, no debió entrar al trapo

Luis García y Vicente Moreno se saludaron de forma muy fría al inicio del partido. | EFE

Tanto Vicente Moreno como Luis García podrían haberse ahorrado el rifirrafe que protagonizaron en la previa del partido que enfrentó el viernes al Mallorca y Espanyol. El actual entrenador del segundo equipo de Barcelona, como quien no quiere la cosa, provocó a su colega del Mallorca al alabar los refuerzos que le han traído, con el trasfondo de su etapa en la isla cuando, en Primera, Molango y la propiedad le ficharon más medianías que realidades. Por eso y por otros factores se descendió. Luis García, que le tiene ganas a Moreno desde que este anunciara la temporada pasada a bombo y platillo, y sin ningún rubor, que los árbitros beneficiaban al Mallorca, se equivocó al entrar al trapo, aunque siempre se puede argumentar que sus palabras estaban pensadas en la defensa del club que le paga. El madrileño no perdonó ni una. «Me faltó felicitarle», respondió con ironía a las palabras del valenciano, que dijo sentirse «partícipe del ascenso del Mallorca» a Primera. Y como colofón, los gestos de Luis García al final del partido cuando hablaba con el bueno de Dani Pendín, recriminándole la meteórica retirada a vestuarios de su jefe, que no necesitaron traducción. Que no se pueden ver está más que claro. Todo muy triste porque lo único cierto es que estos dos personajes figuran ya a la altura o muy cerca de los mejores entrenadores en la historia del club. Y se han ganado a pulso ser recordados por sus muchos méritos más que por sus peleas de patio de colegio.

Llega Kang in y falta un delantero. La propiedad del Mallorca está demostrando que ha aprendido de errores pretéritos. No está dispuesta a que se tire a las primeras de cambio el ascenso que tanto ha costado. Y para ello está poniendo en manos de Luis García una plantilla más que interesante. El penúltimo en llegar ha sido el surcoreano Kang in-Lee, un fichaje más que interesante por su juventud y porque aterriza a coste cero. El último, un delantero de área, llegará antes de las doce de la noche de mañana para aumentar la competencia en la zona de arriba. Esto no ha hecho más que empezar, pero a priori no resulta descabellado pensar que a final de temporada tiene que haber tres equipos peores que el Mallorca.

Exhibición paralímpica. Todos y cada uno de los participantes en los Juegos Paralímpicos de Tokio se merecen el mayor de los aplausos. Y más todavía los que consiguen medalla o logran diploma, como es el caso del triatleta Sánchez Palomero o el incombustible nadador Xavi Torres quien, a sus 47 años y en sus séptimos Juegos, volvió a dar una lección en el más amplio sentido de la palabra. Detrás de la participación de estos atletas hay una historia de superación, una lección de vida, que debería servir de ejemplo para los deportistas -que son más de los que pensamos-que se rinden a las primeras de cambio.

El excesivo celo del presidente del Andratx. Este diario se quedó la semana pasada con las ganas de inmortalizar una foto de la plantilla del Andratx, flamante equipo de la Segunda RFEF. Y todo por culpa del excesivo celo de su presidente, Rafa Ribot, que se negó a plasmar la instantánea porque la plantilla todavía no está cerrada. Una lástima porque no es difícil imaginar que no todos los días se presenta un medio de comunicación a su casa.

Compartir el artículo

stats