Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Saber aprovechar el momento

Luis García durante el encuentro. LOF

El inicio de campeonato del Mallorca lo hubiera firmado el más forofo de los aficionados. Los siete puntos que suma el equipo de Luis García no son fruto de la casualidad, sino de un fútbol intenso y elaborado que ha resultado indigesto para sus rivales. Como dice aquel, el fútbol es un estado de ánimo, y el del Mallorca está por las nubes. Por eso parece un buen momento para visitar San Mamés y el Bernabéu y recibir al Villarreal. Tres rivales Everest a los que se debe encarar sin miedo y con la tranquilidad que dan los siete puntos. La Liga es muy larga y llena de imponderables. Llegarán momentos malos, de los que no se librará ni el futuro campeón, pero el resumen de estos tres primeros partidos es inmejorable. Hay motivos para ser optimistas.

Compartir el artículo

stats