50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Una conexión que vale tres puntos

«Le dije a Salva Sevilla que me pusiese alguna por encima de los centrales», desvela Fer Niño tras su gran debut con el Mallorca

Fer Niño celebra su primer gol con el Mallorca en Mendizorroza.

Fer Niño tiene un idilio con Vitoria. En el campo donde debutó en Primera División hace 20 meses con el Villarreal y se estrenó como goleador, volvió a conectar con la red de Mendizorroza, pero esta vez con Salva Sevilla de aliado estrella y con la camiseta del Mallorca.

En el minuto 63, dos después de la expulsión de Duarte, Luis García decidió cambiar el rumbo del partido y dio entrada a Niño y tan solo seis minutos después entró Salva para dinamitar el encuentro. El plan del entrenador bermellón surtió efecto casi de inmediato y ambos jugadores conectaron para dibujar el 0-1 definitivo. El de Berja levantó la cabeza, vio el desmarque del delantero mallorquín, abrió el frasco de las esencias y le puso un balón con música para que Fer Niño la levantase por encima de Pacheco y dejase correr el balón para desesperación de un Laguardia, que veía como las esperanzas de sumar se desvanecían mientras la pelota entraba en la portería babazorra. Una vez más Niño, debió pensar.

Cuando los buenos se juntan, las sinergias crecen y entre ambos, minutos antes lo hablaron. «Le dije a Salva que me pusiese alguna por arriba de los centrales que estaría preparado», comentó el último fichaje bermellón que, además añadió que se siente agradecido por el recibimiento. «Estoy contento por cómo me han mostrado su afecto jugadores, afición, cuerpo técnico y club. Se ha visto hoy -por ayer- en el campo», comentó.

El almeriense se alegró de ser el primer asistente de Niño en el Mallorca y que además sirvió para dar los tres puntos al equipo. «Estoy feliz por el pase, aunque lo más importante es la victoria que hemos logrado», manifestó.

La conexión surtió efecto en su primera combinación, tal y como le pasó hace un año y medio vestido de ‘groguet’. Salió al terreno de juego en el 88 y a los dos minutos marcó el gol de la victoria en Mendizorroza.

Esta vez, vestido con la casaca bermellona que hereda de su padre, ya se ha convertido en el héroe de la primera victoria del Mallorca esta temporada en Primera División. «He elegido el ‘26’ por el número que llevó aquí cuando debutó en su etapa en Palma y la verdad es que por ahora es inmejorable el inicio», matizó el goleador. Es el primer capítulo de un Niño ilusionado de vestir la camiseta que se enfundó tantas veces su progenitor, que hizo historia en Son Moix y en el que durante, mínimo, un año quiere alargar la presencia de su apellido en los pasillos de un estadio que tiene ganas de gritar los goles de un jugador que tiene que marcar diferencias.

Compartir el artículo

stats