Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

La paciencia de Luis García Plaza

El entrenador del Mallorca sigue sin disponer del delantero y el extremo que deben elevar el nivel de la plantilla a falta de solo dieciséis días para que empiece la Liga ante el Betis

Pablo Ortells y Luis García Plaza, junto al anfitrión de la concentración en Benidorm.

Pablo Ortells y Luis García Plaza, junto al anfitrión de la concentración en Benidorm.

No lo dirá públicamente, aunque tampoco disimula demasiado cuando tiene un micrófono delante. El técnico del Real Mallorca, Luis García Plaza, empieza a torcer el gesto cuando piensa en que solo quedan dieciséis días para que empiece la Liga y que su plantilla necesita fichajes importantes para definir su potencial. 

Está en permanente contacto con el director deportivo, Pablo Ortells, que le tiene al día de las negociaciones para firmar, como mínimo, un delantero de referencia y un extremo. Pero sigue sin haber final feliz y el reloj se acerca cada vez más al 14 de agosto, a las 19:30 horas, para estrenarse en Primera División ante el Real Betis en Son Moix.

La realidad es que el entrenador de los bermellones necesita apuntalar un plantel con carencias, precisamente en las posiciones que busca reforzar. Falta un ‘nueve’, un futbolista de área que sea capaz de finalizar las ocasiones que genera el equipo. Ángel Rodríguez, que ya se estrenó ante el Eibar, es el único ariete puro que tiene a su disposición. Abdón Prats se ha perdido la concentración de pretemporada en Benidorm al estar en cuarentena, por lo que ha tenido que tirar de jugadores del filial, como Pablo Gálvez y Tovar, para ocupar esa demarcación. Incluso también utilizó a Lago Junior ante el Cartagena, un recurso que no tiene pinta de que tenga continuidad en la competición. «Ya se sabe que tiene que venir un delantero seguro», ha repetido en varias ocasiones en las últimas semanas. Quiere tres y, de momento, solo tiene uno a su disposición, aunque el artanenc ya se incorpora al grupo este sábado, aunque lejos del estado de forma de sus compañeros.

Y en la posición de extremo también necesita elevar el nivel. Mboula ha tenido cierto protagonismo durante este julio, pero faltan efectivos. Mollejo, el propio Lago y Amath, que está lesionado, son los otros efectivos para las bandas, aunque siempre puede utilizar los recursos de Maffeo, Cufré y Dani Rodríguez, aunque no son sus posiciones naturales. Además, Antonio Sánchez será baja hasta octubre, por lo que García Plaza insiste en que es obligado tener un especialista en la banda, de los que dan profundidad al juego y con capacidad para desbordar y centrar con peligro. Y tampoco llega. El preparador madrileño es consciente de que no se pueden equivocar a la hora de cerrar las operaciones que están encarriladas, pero apostar por las primeras o segundas opciones le obligan a tener paciencia. Es lo que hay.

Compartir el artículo

stats