Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No es el mismo proyecto | Por Sebastià Adrover

El destino, tan cruel muchas veces, le sonríe al mallorquinismo. Se despidió de su equipo en Primera cuando la pandemia cambió nuestras vidas, y lo volverá a ver en la misma categoría dos años después en el mismo asiento. Sin embargo, las sensaciones no son las mismas. El proyecto de Vicente Moreno en la elite estaba impulsado por la magia de su inesperado ascenso ante el Dépor, pero con defectos visibles. El de Luis García, al menos sobre el papel y a falta de completar la plantilla, parece más fiable. Hay menos improvisación en los despachos y más experiencia en el césped. Y eso también ayuda a marcar goles. Y a evitarlos.

Compartir el artículo

stats