Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca alcanza los 12.115 abonados

El club bermellón aspira a sumar el mismo número de socios que hace dos temporadas en Primera, cuando llegó al tope de 16.125 - Casi el cien por ciento de los seguidores del curso pasado ya han renovado

Imagen de Son Moix durante un partido de la temporada 2019/20.

Imagen de Son Moix durante un partido de la temporada 2019/20.

La afición del Mallorca tiene ganas de Primera División. Lo demostró hace dos temporadas, cuando llenó el cupo de 16.125 asientos que ofrecía Son Moix para abonados, y este curso va camino de igualarlo. El club ha alcanzado los 12.125 a falta de tres días para que empiece la campaña para las nuevas altas y, pese a no conocer con exactitud qué límite de aforo implantará el Gobierno para los estadios, el aficionado mallorquinista ha vuelto a responder a la llamada. 

Al igual que hace dos temporadas, la entidad se reserva una cantidad cercana a las 4.000 entradas para vender en taquillas y completar las poco más de veinte mil localidades de capacidad. Además, con la eliminación del Fondo Norte y el paso a la Grada Lluís Sitjar, la capacidad se vio reducida en casi dos mil asientos, por lo que no se podrá superar el récord de Son Moix, cifrado en 16.880 socios. 

La campaña pasada, con el estadio cerrado a cal y canto y sin ninguna esperanza de poder llegar a asistir como público -circunstancia que finalmente se dio en las dos últimas jornadas ante Alcorcón y Zaragoza- el Mallorca anunció que 12.000 abonados habían renovado su localidad, pagando un 25% del carnet. Ahora, casi el cien por ciento de ellos han decidido seguir fieles al club y han sellado su compromiso un curso más.

Desde que se consumara el descenso a Segunda B hace cuatro años, uno de los momentos más bajos en la historia reciente del Mallorca y con las gradas prácticamente vacías, la afición y el equipo cambiaron de ‘chip’ y se forjó una gran relación de apoyo que ya se demostró ese mismo año, al igual que en Segunda y en Primera.

Por ello, a pesar de que el verano pasado la entidad sufrió una bajada de abonados -debido al descenso de categoría y la pandemia del coronavirus-, la excelente campaña de los hombres de Luis García, segundos y rozando el campeonato, unido a una pretemporada con nombres que ilusionan al mallorquinismo como Dominik Greif, Pablo Maffeo o el inglés Sturridge (a prueba con el club) han hecho que la parroquia bermellona quiera estar de nuevo al lado de los suyos. 

Los precios también han ayudado a la renovación. Que el club haya apostado por mantener prácticamente el mismo coste del asiento que hace dos campañas, en un claro guiño a la fidelidad del aficionado, han provocado una respuesta a la altura.

La entidad mallorquinista aplaude la respuesta de los hinchas, es muy optimista con la campaña y espera que, con el comienzo del periodo de nuevas altas, fijado para este martes día 20 a partir de las nueve de la mañana, se va a volver a alcanzar la cifra de 16.125 socios, el máximo aforo al que llegará para socios. 

A pesar de que la campaña de renovación finalizó el pasado día 11 de julio, desde el 14 hasta hoy mismo los abonados han podido renovar trasladándose a otra zona del estadio. Para las nuevas altas se reservan las pastillas laterales. Si desean mejorarlo, se hará durante el transcurso de la temporada siempre que sea posible.

Compartir el artículo

stats