Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca ficha experiencia

Amath, Ángel Rodríguez, Jaume Costa y Pablo Maffeo acumulan más de 500 partidos en Primera uHace dos temporadas el futbolista más curtido era Salva Sevilla, con 111 encuentros

Ángel, Amath, Jaume Costa y Maffeo, fichajes del RCD Mallorca

Ángel, Amath, Jaume Costa y Maffeo, fichajes del RCD Mallorca

A novato este año no le ganarán al Mallorca. O esa es la intención que persigue el club y el director deportivo Pablo Ortells en este mercado de fichajes. La falta de experiencia en Primera División que acusó el equipo hace dos temporadas y que se notó en cierto tramos del calendario se ha querido corregir lo antes posible. Los fichajes que ha acometido la entidad mallorquinista -Amath, Ángel, Jaume Costa y Maffeo- suman más de 500 partidos en la máxima categoría, un contexto radicalmente distinto al de la plantilla bermellona del curso 2019/20.

El proyecto del Mallorca pasa por establecerse definitivamente Primera y acabar con el tránsito entre categorías de las últimas temporadas. Para ello hacen faltan nuevos nombres y veteranía en la plantilla. Y eso es lo que ha hecho hasta ahora la secretaría técnica. Fue una de las peticiones del técnico Luis García Plaza tras acabar la temporada. Quería «jugadores con hambre o muy contrastados en la categoría». Amath Maffeo y Greif representan lo primero; Jaume Costa y Ángel lo segundo. 

El atacante senegalés, que vio truncada su progresión en el Getafe a causa de una rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha, suma 59 partidos en Primera distribuidos en tres campañas. El lateral catalán uno menos, -sin contar los 8 en la Bundesliga-, repartidos en dos cursos entre Girona y Huesca. A otro nivel están el delantero tinerfeño (194) y el lateral valenciano (198), siendo los jugadores de la plantilla actualmente con más experiencia tras jugar ocho y diez temporadas en la máxima categoría, respectivamente. Para Greif será su primera experiencia en España, pero en la Fortuna Liga de Eslovaquia (Primera División) ha participado en 86 encuentros durante su carrera.

En su día Dani Pendín, segundo entrenador de Vicente Moreno, reclamó de manera pública el mismo tipo de perfiles a la entidad en la concentración en Benahavís, pero sus peticiones fueron desoídas tanto por Molango como por Javi Recio, los jefes de entonces. 

Ese Mallorca, que no logró mantener la categoría, tenía a Salva Sevilla como el jugador más curtido en Primera con 111 partidos. Le seguían el guardameta Fabricio con 55 -solo participó en la derrota ante el Valladolid por tres goles a cero- y Álex Alegría (43), que acabó saliendo cedido en el mercado de invierno.  

Ahora, a estas incorporaciones, se une todo el bagaje que acumulan los jugadores que continúan en la plantilla después de dos temporadas, provocando que el Mallorca se presente de nuevo ante los grandes con un mayor empaque y con las lecciones aprendidas.

Si hace dos cursos la experiencia en la plantilla era de poco más de 300 partidos, ahora supera los 1.000 encuentros en Primera. Un dato al que aferrarse a la hora de afrontar los duelos complicados y tensos que deparará este año la temporada. Una cifra que, a falta de que se concreten más incorporaciones, previsiblemente aumentará en número.

Cuatro jugadores con la «L»

De hecho, muy pocos miembros de la actual plantilla no conocen lo que es jugar en Primera, ya sea en España o en otro país. Oliván, Antonio Sánchez, Valcarce y Stoichkov no han disputado aún un partido en la elite del fútbol español, mientras que Cufré (Primera Nacional de Argentina) y Mboula (Ligue 1 y Jupiter Pro League) lo han hecho en el extranjero.

A falta de todavía cinco semanas para que arranque el curso de manera oficial ante el Betis en Son Moix (14 de agosto a las 19:30 horas), el Mallorca está armando una plantilla competitiva y conocedora de la categoría que va a disputar. El club no quiere dejar nada al azar para intentar que la historia depare otro destino a lo ocurrido en 2020. Los primeros pasos ya se han dado. La experiencia no garantiza nada, pero es un extra más con el que contará Luis García y su ‘staff’ para afrontar los treinta y ocho exigentes partidos que tendrá por delante.

Compartir el artículo

stats