Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un año del debut del adolescente que hizo historia en el fútbol español

Un año del debut del adolescente que hizo historia en el fútbol español

Luka Romero hizo historia hoy justo hace un año. El canterano del Mallorca entró desde el banquillo en la visita al Real Madrid en LaLiga Santander el 24 de junio de 2020. Con sólo 15 años y 219 días, Romero se convirtió en el jugador más joven en disputar un partido de Primera División, batiendo un récord que ostentaba Francisco Bao Rodríguez ‘Sansón’, del Celta de Vigo, desde 1939.

Antes de debutar ante el Real Madrid en la jornada 31 de la temporada 2019/20, Romero se sentó por primera vez en el banquillo del Mallorca en el encuentro de la jornada 29 en el campo del Villarreal y en el de la jornada 30 en casa, ante el Leganés.

El técnico Vicente Moreno, con algunos bajas en el centro del campo, no se lo pensó dos veces a la hora de convocarle. Y llegó el viaje a Madrid: «Iba en el autobús enviando fotos del estadio Alfredo Di Stéfano a mis amigos», recuerda en declaraciones a LaLiga. Y entonces se produjo el debut contra el Real Madrid, un equipo capitaneado por una leyenda como Sergio Ramos que llevaba jugando en LaLiga Santander desde antes de que Luka naciera. El joven recuerda: «Sinceramente, ver a las estrellas del Real Madrid fue una sensación extraña. Vi a gente como Marcelo y Marco Asensio y el simple hecho de calentar junto a ellos me puso un poco nervioso. Luego, cuando sales al campo, solo piensas en hacerlo lo mejor posible. En un momento dado, en un córner, Sergio Ramos se acercó a mí y me preguntó qué edad tenía. Le dije que tenía 15 y se quedó sorprendido».

Cuando Romero recibió el balón por primera vez, se las arregló para dar cuatro o cinco toques de inmediato, lo que ayudó a calmar los nervios iniciales. Incluso un año después el adolescente sigue recordando con pasión cada una de las intervenciones que realizó durante el tiempo que estuvo sobre el césped del Estadio Di Stéfano tras su inolvidable entrada en el minuto 83.

Tras el partido, el adolescente llamó por teléfono a sus padres en cuanto las felicitaciones de sus compañeros se lo permitieron. «Es mi familia la que más me ha apoyado en mi carrera», reconoce. Más tarde, de vuelta al hotel del equipo, Romero también contestó a los aproximadamente 500 mensajes que había recibido de otros amigos y familiares durante el partido. También se preocupó de guardar su camiseta del partido en su bolsa y de conservar esa camiseta, con el número 41 en la espalda, hasta el día de hoy.

La familia de Romero fue un gran apoyo durante su evolución hacia el primer equipo del Mallorca, así como los demás miembros de la plantilla fueron también importantes. El veterano centrocampista Salva Sevilla, que entonces tenía 36 años, fue uno de los jugadores a los que Romero se aseguró de escuchar atentamente, mientras que su compañero Takefusa Kubo también compartió importantes consejos con el joven de 15 años. «He mejorado mucho gracias a ellos», afirma. Fue una jornada inolvidable, un día para siempre en su memoria y una estadística que le incluye en la historia de LaLiga Santander.

Un año del debut del adolescente que hizo historia en el fútbol español

Un año del debut del adolescente que hizo historia en el fútbol español toni torrens. palma

Compartir el artículo

stats