Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El Mallorca sigue a Paulino, joven extremo del Logroñés

El atacante cántabro queda libre y es pretendido por el Espanyol, Eibar, Las Palmas y Zaragoza

Paulino conduce el balón en un partido del Logroñés ante el Zaragoza.

El Mallorca sigue al extremo Paulino de la Fuente. El jugador, que queda libre tras militar en el Logroñés esta temporada, es uno más de una extensa lista de jugadores que maneja el director deportivo de los bermellones Pablo Ortells.

A pesar de haber jugado en un equipo que ha descendido a la Primera RFEF, su rendimiento en el flanco derecho del ataque, a pesar de ser zurdo, no ha pasado desapercibido para el dirigente castellonense. El atacante, de 23 años, es una operación con poco riesgo porque no habría que afrontar ningún traspaso y su salario estaría en el escalafón más bajo de la plantilla en su regreso a la máxima categoría. Eso sí, el santanderino también está en la agenda de otros clubes como el Espanyol, que acompaña a los baleares a la elite, y de entidades importantes de la Segunda División, como el Zaragoza, Las Palmas y el Eibar, recién descendido.

Paulino quiere aprovechar la carta de libertad que tiene bajo el brazo y ya le ha dicho al Mallorca que ve con buenos ojos la opción de jugar en Son Moix, pero que, en el caso de recalar en la isla, no le gustaría salir cedido a un Segunda. El extremo destaca por su facilidad para el regate y para crear peligro desde la banda derecha con su velocidad en conducción del balón, aunque juega a pierna cambiada al ser zurdo. Ha disputado treinta y un encuentros en el cuadro riojano, veinticuatro de ellos como titular, para un total de 2.139 minutos, en los que ha marcado un gol.  

A pesar de su juventud, el futbolista ya ha vestido diferentes camisetas. Dejó Cantabria con dieciséis años para formarse en el Inter de Milán, donde consiguió títulos en las categorías inferiores. Siendo todavía juvenil regresó a España para jugar en el Atlético de Madrid, donde estuvo medio año y conquistó una Liga y una Copa del Rey de su categoría. De ahí ya dio el salto al Alavés, donde llegó a ser el capitán del filial de Segunda B antes de debutar con los mayores en Primera División bajo las órdenes de Asier Garitano -jugó ante el Celta, Atlético y Getafe-.

Compartir el artículo

stats