Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las leyendas del Mallorca desde la Segunda B

Raíllo, Lago, Abdón, Salva Sevilla, Reina, Joan Sastre, Parera y Fran Gámez han ascendido tres veces con el conjunto bermellón en cuatro temporadas

El Mallorca celebra el ascenso a Segunda en 2018 en Anduva. Manu Mielniezuk

Son historia viva del Real Mallorca. Sus nombres ya eran leyenda, ya eran héroes en la larga lista que conforman estos 105 años de vida del club, pero este 2021 han conseguido lo que parecía imposible. Manolo Reina, Miquel Parera, Joan Sastre, Fran Gámez, Antonio Raíllo, Salva Sevilla, Lago Junior y Abdón Prats lo han vuelto a hacer. Son los ocho supervivientes de aquel mágico grupo que luchó en el barro de la Segunda B en 2017 y que lograron el doble ascenso de forma consecutiva hasta tocar el cielo de la Primera División en 2019.

Aquello ya fue increíble, pero es que ahora han demostrado que se puede volver a triunfar después de caerse. Es su tercer ascenso en cuatro temporadas, todo un ejemplo. Porque, después de descender tras estar solo un año entre los mejores, han tenido la capacidad de levantarse para volver a llevar al escudo que llevan en el pecho a lo más alto.

El Mallorca vuelve a estar en la elite y muchos de ellos siguen teniendo el protagonismo del que ya gozaban a las órdenes de Vicente Moreno. Reina, Sastre, Raíllo, Salva Sevilla y Abdón son indiscutibles en la pizarra de Luis García Plaza, mientras que los demás han tenido un papel secundario, pero lo que es indiscutible es que forman parte de una plantilla que quedará en la retina de los aficionados. Álex López también fue protagonista en los dos primeros ascensos, aunque en el de este año ni siquiera ha podido tener ficha al estar lesionado.

En sus últimas cuatro temporadas este grupo de futbolistas las ha visto de todos los colores y ha pasado de jugar en el Municipal de Peralada o de Sagunto, para tocar el cielo llegando al Camp Nou o el Wanda Metropolitano, para volver a bajar un escalón. Cuatro categorías diferentes de forma consecutiva en este tiempo y, a partir del próximo agosto, otro salto. Eso sí, está por ver cuántos de ellos siguen.

Reina se ha ganado el derecho a estar entre los mejores cancerberos que han vestido estos colores centenarios. Llegó en el supuesto ocaso de su carrera para marcar las diferencias en Segunda B y, con 36 años, ha demostrado que también puede rendir en el máximo nivel. Esta temporada ha vuelto a maravillar con paradas soberbias y, los números no engañan, ha sido el menos goleado de la categoría. Raíllo ha crecido tanto como la propia entidad, con un rendimiento fabuloso. De hecho, junto a Lago Junior, es el único que resiste del vergonzoso descenso a Segunda B, pero el central decidió quedarse en el momento más delicado y su apuesta, como en el caso del marfileño, ha sido ganadora.

Mención especial también merece Salva Sevilla, todo un ejemplo de que las locuras pueden salir bien. Porque eso es lo que parecía cuando decidió salir del Espanyol, que estaba en Primera, para bajar dos peldaños y vestir de bermellón rechazando propuestas millonarias del extranjero. Y hasta hoy. A sus 37 años ha seguido siendo un líder y, de hecho, este curso ha firmado goles memorables, como el que le marcó al Girona en Montilivi, o al Almería y Alcorcón en Son Moix. Anotó el gol de falta en la mítica remontada ante el Dépor en la promoción de ascenso en 2019, pero al andaluz se le recordará por muchas más cosas. Eso sí, para grandes dianas las de Abdón, que se ha vuelto a reivindicar. Si ya es para siempre su tanto en este duelo ante los coruñeses que dio el billete para Primera, esta campaña ha firmado una chilena inolvidable en los Juegos Mediterráneos, entre otros tantos. El artanenc, al que nadie le ha regalado nada, siguió creyendo en sus posibilidades cuando el propio García Plaza no le daba minutos. Y el tiempo le ha dado la razón. Joan Sastre se ha hecho un hombre en el primer equipo. Moreno le dio la alternativa en el primer equipo en Segunda B tras destacar en las categorías inferiores y ahora volverá a jugar en Primera División. El lateral derecho de Porreres, de 24 años, está cumpliendo el sueño de cualquier canterano, pero todavía quiere más. Esta temporada le ha ganado la partida a Fran Gámez. Es curioso que ambos sean los inquilinos del lateral derecho del Mallorca en tres categorías diferentes porque el ex del Atlético Saguntino llegó en el mercado invernal del curso en Segunda B sin hacer ruido, pero siempre mostrándose como una solución para sus compañeros.

Lago ya ha dejado de ser la estrella del Mallorca, los focos ya no le apuntan como antes porque el entrenador ha confiado menos en sus condiciones, pero puede sacar pecho por haber marcado goles que han dado puntos al equipo, como en Oviedo, Cartagena y Málaga. Parera, siempre a la sombra de Reina, pidió salir en enero y el club no le dejó, pero el manacorí, que puede presumir de haber defendido la portería en las tres categorías, siempre ha dado el nivel cuando le ha tocado. Al final eso es lo que quedará en los libros de historia. Estos ocho jugadores, pase lo que pase en lo que les queda como bermellones, tendrán muchas aventuras para contar a sus nietos. Es imposible que sea con más orgullo.

Mallorca-Zaragoza

El Mallorca se enfrenta mañana al Zaragoza en Son Moix a las 18:15 horas. A pesar de que el horario programado inicialmente para el encuentro era el lunes 24 de mayo a las 21 horas, que ambos equipos ya no tengan ningún objetivo en juego hace el organismo que dirige Tebas cambie de día. Se espera que se haga lo mismo en el último duelo ante la Ponferradina.

Compartir el artículo

stats