Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RCD Mallorca: Ortells cierra el círculo

El director deportivo ató antes a Reina, Raíllo, Valjent, Dani y Salva Sevilla

Fijos en las alineaciones: Reina, Valjent, Raíllo, Salva Sevilla, Dani Rodríguez y Abdón, como hace dos años con Vicente Moreno, son los pesos pesados del vestuario del Mallorca.

Fijos en las alineaciones: Reina, Valjent, Raíllo, Salva Sevilla, Dani Rodríguez y Abdón, como hace dos años con Vicente Moreno, son los pesos pesados del vestuario del Mallorca.

Pablo Ortells tiene claras sus prioridades. Sabe qué piezas tocar para que el núcleo duro del vestuario del Mallorca siga intacto. Son jugadores que rinden en el campo, al menos así lo considera el técnico Luis García Plaza al considerarles indiscutibles en sus alineaciones, y también son líderes fuera. La renovación de Abdón, anunciada ayer, culmina el plan marcado por el director deportivo desde su llegada, hace poco más de un año.

El artanenc tenía otras opciones sobre la mesa, pero era indudable que siempre priorizaría seguir en Son Moix si la propuesta económica y la deportiva, y más con el inminente regreso a la Primera División, eran lo suficientemente atractiva. El resultado es que, a las puertas de conseguir el ascenso, Ortells ha atado a la columna vertebral del equipo sobre el que se debe edificar un Mallorca que eleve sustancialmente su nivel para competir entre los mejores.

Nada más acabar la temporada 2019/20, el ex del Villarreal concretó la extensión del contrato de Reina, Raíllo y Dani Rodríguez. Recientemente también lo hizo con Valjent y Salva Sevilla. El tiempo dirá si esta política, embargando ya fichas en la futura plantilla, es un acierto o un error, pero este es el camino que ha elegido. Todos ellos ya fueron claves en la inolvidable gesta de hace dos cursos, subiendo en la promoción apeando al Deportivo en la noche del 23 de junio de 2019. También son los mismos que se vieron impotentes para impedir que el salto a la elite se esfumara a las primeras de cambio, pero bajo el timón de García Plaza han vuelto a dar el nivel para ganarse seguir vistiendo de bermellón.

Reina se ha ganado el derecho a estar entre los mejores cancerberos que han vestido estos colores centenarios. Llegó en el supuesto ocaso de su carrera para marcar las diferencias en Segunda B y, con 36 años, ha demostrado que también puede rendir en el máximo nivel. Esta temporada ha vuelto a maravillar con paradas soberbias y, los números no engañan, es el segundo menos goleado de la categoría. Raíllo ha crecido tanto como la propia entidad, con un rendimiento fabuloso. De hecho, junto a Lago Junior, es el único que resiste del vergonzoso descenso a Segunda B, pero el central decidió quedarse en el momento más delicado y su apuesta, como en el caso del marfileño, ha sido ganadora. El cordobés forma una sensacional pareja con Valjent, que con su fabuloso nivel se ha ganado el corazón del mallorquinismo.

Mención especial también merece Salva Sevilla, todo un ejemplo de que las locuras pueden salir bien. Porque eso es lo que parecía cuando decidió salir del Espanyol, que estaba en Primera, para bajar dos peldaños rechazando propuestas millonarias del extranjero. Y hasta hoy. A sus 37 años ha seguido siendo un referente y, de hecho, este curso ha firmado goles memorables, como el que le marcó al Girona en Montilivi o al Almería en Son Moix.

Dani Rodríguez es otro de los ‘jefes’, de los que el técnico alinea aunque no esté fino. Es consciente de su enorme influencia en el equipo por su garra y talento, cualidades que quiere que vuelva a demostrar en el futuro. Ortells, que también renovó a Russo, no ha querido que ninguno de ellos concluyan sus etapas en la isla. Tendrán una nueva oportunidad entre los grandes.

Compartir el artículo

stats