Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División

El Mallorca, ante el primer ‘match ball’

El Mallorca será equipo de Primera el próximo domingo si se cumplen tres condiciones: que derrote al Alcorcón, que el Almería pierda en casa ante el Albacete y que el Leganés no sume seis puntos en las dos próximas jornadas, la primera hoy

Reina coge el balón antes del lanzamiento de penalti de Lombán en el partido ante el Málaga.

Reina coge el balón antes del lanzamiento de penalti de Lombán en el partido ante el Málaga.

Es muy complicado, pero el Mallorca puede seguir en seis días el camino del Espanyol y ser nuevo equipo de Primera División de manera matemática. El empate ante el Málaga deja a los bermellones a seis puntos más golaverage del Almería a falta de doce por disputarse, con la próxima jornada como primer ‘match ball’ para cumplir el objetivo. Los pasos que debe seguir, más sencillos de explicar que de ejecutar, son muy simples: una victoria del Mallorca, unida a una derrota del Almería y que el Leganés no gane los dos próximos partidos hará que los de Luis García suban a falta de tres partidos para el final de Liga.

Si estos tres supuestos se dan, el Mallorca se iría a los 75 puntos por 66 del Almería, una distancia de nueve puntos que gracias al golaverage ya sería irrecuperable para los de Rubi. La carambola es complicada. Tanto bermellones como andaluces reciben en sus feudos a dos equipos con el agua al cuello por salvarse (Alcorcón y Albacete) y los pronósticos apuntan a victoria local, aunque enfrentarse a equipos de la parte baja entraña mucha dificultad, como ya comprobaron los rojillos ante Castellón y Sabadell.

El Leganés, por su parte, se enfrenta hoy al Rayo Vallecano en el derbi madrileño y recibe en casa al Logroñés el domingo. Si se dejan algún punto por el camino en alguno ya tendría prácticamente imposible alcanzar al Mallorca.

Al Mallorca le basta con ganar los dos partidos que le quedan en Son Moix para garantizar el ascenso a Primera

decoration

Si los tres equipos ganan sus compromisos, el Mallorca podría lograrlo el próximo miércoles en Tenerife. Y allí solo dependería de sí mismo. Una victoria en el Heliodoro Rodríguez López convertiría al Mallorca en equipo de Primera, hagan lo que hagan sus rivales. Incluso podría ascender antes de jugar, aunque para ello el Almería tendría que caer en su visita a Cartagena el próximo martes.

Las opciones que hacen viable el ascenso matemático son múltiples si no se cumplen ninguna de esas combinaciones. A pesar de que la igualada en La Rosaleda supo a poco por lo visto en el partido, el punto tiene una importancia fundamental, ya que permite al Mallorca poder perder dos partidos de los cuatro que quedan y seguir dependiendo de sí mismo. A su vez, los de Luis García saben que solo ganando los dos encuentros que le quedan en Son Moix (Alcorcón y Zaragoza) también serán de Primera.

Sea como sea, el conjunto mallorquinista tiene muy encaminado el objetivo por el que ha peleado todo la temporada. A pesar de los últimos tropiezos, las victorias que ha ido cosechando en Son Moix, unidas a los favores del Amería, incapaz de aprovecharlos, han hecho posible que el panorama para los próximas tres semanas sea relativamente tranquilo para el Mallorca. La cuenta atrás para el ascenso ya se ha iniciado. Ahora solo queda esperar al día en que se confirme.

El Remate | El Mallorca lo tiene en sus manos Sebastià Adrover

Compartir el artículo

stats