Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El Mallorca da por bueno el empate en Málaga

Lago iguala el gol de los andaluces en un partido en el que los rojillos dispusieron de claras ocasiones

Los jugadores del Mallorca se dirigen al centro del campo tras el gol de Lago.

Los jugadores del Mallorca se dirigen al centro del campo tras el gol de Lago. LFP.

Con el positivo punto conseguido en Málaga, el Mallorca dispone de la primera pelota de partido para ascender a Primera División, aunque bien es verdad que debe esperar una carambola. Primero, ganando al Alcorcón en Son Moix, y después esperar una derrota del Almería. Improbable, pero posible, y que no gane el Leganés. Pero esta es otra historia.

Lento pero seguro. Así va avanzando el Mallorca en su camino inexorable a la máxima categoría. El empate a un gol en La Rosaleda le acerca un poco más a su objetivo en un buen partido de los dos equipos. El gol de penalti del Málaga ha sido respondido por Lago a la media hora, un marcador que ya no se movería y que deja un extraño sabor a los rojillos, satisfechos por el pequeño paso adelante, pero tristes porque han dejado escapar una gran oportunidad después de disponer de claras ocasiones de gol.

El partido no ha podido empezar peor para el Mallorca, que a los seis minutos ha encajado de penalti por claras manos de Oliván en el área en un centro lateral. El árbitro no se ha percatado, pero lo ha revisado en el videoarbitraje y no ha dudado. Como no podía ser de otra manera. Hay manos discutibles y otras, como las de Oliván, indiscutibles. Posiblemente no ha habido intención del defensa mallorquinista, pero lo cierto es que el contacto ha desviado la trayectoria del balón. Lombán ha lanzado la pena máxima a la derecha de Reina para elevar el 1-0 en el marcador.

21

El Mallorca da por bueno el empate en Málaga

A diferencia de otras ocasiones, el equipo de Luis García, de nuevo en la grada cumpliendo su segundo partido de sanción, ha reaccionado bien y con prontitud. Las expectativas no eran nada favorables porque ninguna vez en toda la temporada ha igualado un partido a domicilio con el marcador en contra. Pero ya dicen que siempre hay una primera vez para todo. El Mallorca ha buscado el empate desde el mismo momento en que ha encajado el gol. Se ha hecho con el control del balón y la ha empezado a tocar.

A los 24 minutos Soriano, guardameta local, ha impedido el empate en un remate a bocajarro de Sedlar con la testa en un saque de esquina lanzado por Salva Sevilla. Soriano se la ha encontrado, pero ha tenido el mérito de estar en el momento y el lugar adecuado. No se le puede reprochar nada al serbio, un futbolista al que parece que Luis García ha cambiado. Para bien. El futbolista tosco, que iba a tarjeta por partido, que entraba al balón con toda la inconsciencia del mundo, se transformado en un jugador aseado, siempre bien colocado, el perfecto escudero de Salva Sevilla, al que siempre se la da corta y al pie. Lesionado Galarreta y renqueante y dubitativo Baba, el técnico ha encontrado en Sedlar a un jugador muy útil al que le está sacando el máximo partido. Una gran noticia para el Mallorca.

Cuatro minutos después del remate de Sedlar ha llegado el gol del empate. Y ha sido obra de Lago Junior, que hacía cuatro meses que no era titular y que está pasando un auténtico calvario de temporada por ser un jugador que apenas cuenta para su entrenador. El costamarfileño ha marcado todos los tiempos del salto en el remate de cabeza en el magnífico centro de Sastre, en posición de extremo. Goleador ante el Oviedo y Cartagena, Lago volvió a sentirse futbolista varios meses después y ha sido pieza clave en el importante punto conseguido.

La principal virtud del Mallorca ha sido su inconformismo. Estaba claro que el empate no le satisfacía porque ha visto la posibilidad de darle la vuelta al marcador. A punto ha estado Amath en el minuto 35 en un remate en dos tiempos, aunque flojo. De nuevo Amath, en el 40, ha podido marcar, pero su gran remate con rosca ha sido respondido con una gran intervención por Soriano. Incluso ha podido marcar Valjent de cabeza a un minuto del descanso.

En la segunda parte, Pellicer, técnico del Málaga, ha realizado tres cambios de golpe para dar más mordiente atacante al equipo. Han salido bien los locales, en una repetición de la primera. Pero la primera ocasión, clarísima, ha sido del Mallorca. De Lago concretamente. Ha recibido un centro de Sastre y, solo, ha tardado un mundo en rematar. El balón ha rebotado en Juande y se ha frustrado la posibilidad de la remontada. El partido era un toma y daca. Tres minutos después ha sido el recién entrado Luis Muñoz el que ha podido marcar, pero su remate ha sido respondido con una gran parada de Reina. El partido estaba muy igualado, con la posesión del balón muy repartida. Con el paso de los minutos, el Mallorca ha dado por bueno el punto y la consigna era que pasaran el menor número de cosas posibles. No ha podido evitar un último susto en una falta lanzada por Lombán con el tiempo cumplido. Y el objetivo se ha conseguido. Hay motivos para sonreír.

Málaga, 1: Soriano; Ismael (Cristo, m.46), Juande, Lombán, Matos (Luis Muñoz, m.46); Benítez, Escassi, Cristian, Joaquín (Guerrero, m.82); Caye (Scepovic, m.68), Jairo (Rahmani, m.46).


Mallorca, 1: Reina; Sastre, Valjent, Raíllo, Oliván; Salva Sevilla, Sedlar; Lago (Mboula, m.71), Antonio Sánchez (Febas, m.79), Amath y Abdón (Álvaro Giménez, m.89).


Goles: 1-0. Lombán de penalti por manos de Oliván (m.9). 1-1. Lago remata de cabeza un centro de Sastre (m.28).

Árbitro: Hernández Maeso (Comité Extremeño). Tarjetas amarillas: Cristo (m.50), Juande (m.60), Cristian (m.63), Sastre (m.64), Mboula (m.78), Salva Sevilla (m.91), Oliván (m.93).

Compartir el artículo

stats