Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

La primera final

Tras el doble fiasco de Castelló n y Sabadell, dos derrotas calcadas, según Luis García, solo toca pensar en el Mirandés, en la primera de la seis finales que le quedan al Mallorca en este agónico final de temporada. Posiblemente el del sábado sea el más importante de cuantos quedan, y no es un tópico. Una victoria ante los de Miranda de Ebro, que apuran sus opciones de meterse en el play off de ascenso, calmaría los ánimos y permitiría divisar el horizonte con otra mirada, más optimista. Un empate o una derrota, unida a una victoria del Almería ante el Oviedo, pondría de los nervios a más de uno. Pero mejor no pensar en eso.

Lo cierto es que al equipo le han entrado dudas en el peor momento. La fiabilidad lejos de Son Moix es lamentablemente historia y habrá que echar el resto en el Visit Estadi. Sin Galarreta, de nuevo lesionado, y con algunos jugadores en una preocupante baja forma. Todo se dará por bien empleado si finalmente se consigue el objetivo del ascenso, pero una vez logrado habrá que tomar muchas decisiones, por dolorosas que sean.

Compartir el artículo

stats