Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca, incapaz de remontar

El equipo bermellón ha perdido los siete partidos en los que el rival se ha puesto por delante

Fran Gámez rebaña el balón ante dos jugadores del Castellón en el duelo de ayer.

Fran Gámez rebaña el balón ante dos jugadores del Castellón en el duelo de ayer. GABRIEL UTIEL

El Mallorca todavía no sabe lo que es remontar un partido en lo que se lleva de temporada. Es cierto que está a las puertas de la Primera División, pero durante este curso ha sido incapaz de darle la vuelta al marcador en las siete ocasiones que el rival se le ha adelantado en el marcador. Por eso cuando el Castellón anotó ayer, con el cabezazo de Juanto Ortuño, había motivos fundados para el pesimismo. El resultado ya fue inamovible en Castalia, por mucho que lo intentara después (1-0).

Sucedió lo mismo en el lejano estreno liguero. El Rayo Vallecano, con el tanto de Isi Palazón, se llevó los tres puntos de Son Moix (0-1). Contra el Fuenlabrada tampoco puedo levantarse, ni en la primera vuelta, ni en la segunda. En el duelo en casa llegó a empatar en dos ocasiones en uno de los partidos más locos de esta campaña. Igualó el 0-1 y el 1-2, pero acabó sucumbiendo en la segunda parte, jugando con nueve tras las expulsiones de Raíllo y Cufré (2-3). En el Fernando Torres no hubo ninguna historia en una noche para olvidar (4-1).

Frente al Espanyol en Palma, en un duelo marcado en rojo, Amath igualó el tanto inicial de Puado, pero el Mallorca acabó sucumbiendo (1-2). Tampoco pudo cambiar el rumbo del encuentro en El Molinón, cuando Djurdjevic hizo un doblete (2-0). Todavía quedan siete jornadas por disputarse, por lo que la receta es clara. Evitar a toda costa que el adversario marque primero.

Compartir el artículo

stats