Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANÁLISIS

Derrota estúpida

Así califico yo, personalmente, y muchos aficionados también, la derrota en Castellón sin desmerecer, por supuesto, el trabajo del equipo blanquinegro.

Pero el nivel del aspirante al ascenso directo no fue el que se corresponde con esa condición. Tiros lejanos desde fuera del área sin dirección; un remate en el área con la espinilla; un sinfín de saques de esquina sin opción de remate; posesión sin profundidad, ni efectividad, ni claridad, ni fondo físico.

Y todo esto forma parte de las últimas salidas del equipo porque ya pasó en Gijón, en Fuenlabrada y hasta en Las Palmas con un empate. Ahora ha sido en Castellón.

El Mallorca parece haber tocado fondo en sus salidas, un punto de doce en los últimos cuatro desplazamientos contrastan con el Mallorca que no sabía, hasta Gijón, lo que era perder fuera de la isla.

Son síntomas tan preocupantes como recuperables pero a todo ello hay que añadir que desde el fondo de armario se aporta poco y cuando se producen relevos y cambios, el equipo no funciona igual.

El próximo partido también es fuera de casa, en Sabadell, otro equipo como el Castellón que lucha por la permanencia. Será el momento de reinventarse, supongo. Es necesaria una reacción inmediata para no cometer más derrotas estúpidas.

Compartir el artículo

stats