Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Un colchón de tranquilidad

El Mallorca vuela a Primera División

Solo en el mejor de los sueños de un aficionado local podían conjugarse ayer que el Mallorca encarara el partido ante el Lugo con una derrota del Almería, el rival que marca la frontera entre el sueño o la decepción, y un gol a favor en los primeros minutos.

Con estas circunstancias tan favorables, lo que cabía esperar, dada la escasa entidad del rival que el Mallorca tenía enfrente, era un partido plácido y no lo fue, aunque el resultado final pueda indicarlo. Se sufrió innecesariamente y se dieron demasiadas opciones a un Lugo que tuvo sus opciones de gol, abortadas de nuevo por la excelente fiabilidad de un Reina que sigue dejando paradas que valen su peso en oro. Es verdad que cada punto que se va a lograr de aquí al final va a costar, sangre, sudor y lágrimas, pero los hombres de García Plaza deberían poner más argumentos para ganar los partidos, porque los tienen de sobra. Son el mejor equipo en puntuación de la segunda vuelta, pero cabe demostrar porqué. Puede que la ausencia de Sánchez se dejara notar, pero las opciones de que se dispone para sustituirlo son suficientes.

Aunque no lo quiera el técnico mallorquinista, es inevitable mirar la clasificación. Finalizada la jornada, y a falta de 24 puntos por disputar, son ocho los que el Mallorca atesora sobre el tercero. Un colchón muy hinchado y eso debiera ser un plus de tranquilidad que diera alas al equipo, porque lo importante es lograr el objetivo del ascenso directo lo antes posible.

Compartir el artículo

stats