Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca-Lugo | Contraste de dinámicas: el mejor y el peor equipo de la segunda vuelta

El Mallorca ha sumado 15 puntos más que su rival desde el paso por el ecuador de la competición

Luis César da indicaciones a sus jugadores en un entrenamiento reciente del Lugo.

Luis César da indicaciones a sus jugadores en un entrenamiento reciente del Lugo.

«No sé si lo sabéis, pero somos el mejor equipo de la segunda vuelta. Nadie ha puntuado tanto como nosotros», se apresuraba a recordar este pasado viernes Luis García Plaza en rueda de prensa. Con 23 puntos en 12 jornadas, el Mallorca lidera la tabla provisional de la segunda parte del campeonato. Unos números que, sumados a la gran primera vuelta que realizó el conjunto bermellón, le permiten ocupar los puestos que dan acceso directo a Primera División.

Esta gran racha del equipo contrasta con el precario momento que atraviesa su rival de esta tarde en Son Moix. El Lugo es con tan solo 8 puntos el peor equipo de la segunda vuelta del campeonato. Los albivermellos han sumado una solo victoria desde que el pasado 24 de enero diera inicio la segunda parte de LaLiga y fue precisamente en ese partido inaugural de la jornada 22 en el que se impusieron al Tenerife por 2 a 0. Desde entonces los gallegos han sumado cinco empates y seis derrotas que les han llevado, sin remedio, a luchar por no ocupar los puestos de descenso de categoría.

Este bagaje de encuentros le han costado el puesto a Mehdi Nafti e incluso han puesto contra las cuerdas a su actual técnico, Luis César, quien empieza a ser muy discutido entre la afición e incluso dentro del club. El técnico de Vilagarcía no ha sido capaz de encontrar la fórmula para ser el revulsivo que se buscaba con su nombramiento. Con él en el banquillo el Lugo sigue sin ganar e incluso ha perdido su vertiente ofensiva: ha marcado solo dos goles en seis partidos y ha recibido nueve tantos.

En el otro extremo se encuentra un Mallorca que, desde el paso por el ecuador de la competición, ha sabido sacar rédito a su también tibio bagaje goleador. Con catorce dianas a su favor y once en su contra, el conjunto que dirige Luis García Plaza ha sido capaz de ganar siete partidos, empatar dos y sumar solo tres derrotas, unos números que le permiten superar al Espanyol de Vicente Moreno, quien en los últimos doce encuentros acumula 22 puntos, por los 23 de los bermellones.

Con este contraste de dinámicas Son Moix acoge esta tarde un encuentro del que Luis García no se fía un pelo. El técnico bermellón reconoció que su vestuario ha realizado un grandísimo trabajo durante la última semana de entrenamientos y que todos los jugadores son conscientes de que el Lugo se está jugando mucho en este encuentro en tierras mallorquinas. El Mallorca no está confiado y es consciente de que a estas alturas del campeonato «cualquier equipo puede pintarte la cara».

Compartir el artículo

stats