Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca, con todo a favor

El conjunto bermellón, que depende de sí mismo para ascender, tiene un calendario más asequible en estas últimas nueve jornadas que el Almería, al que aventaja en cinco puntos más el golaverage

Los jugadores del Mallorca se conjuran antes del partido en Las Palmas.

Los jugadores del Mallorca se conjuran antes del partido en Las Palmas.

El panorama para el Mallorca en este tramo final de la Liga no es idílico, pero tiene muy buena pinta. A falta de nueve jornadas para que acabe, los bermellones aventajan en cinco puntos más el golaverage al Almería, su principal rival para regresar a la Primera División. Hay más como el Leganés, pero los pepineros están a ocho, que son nueve porque también tienen el duelo directo perdido con los de Luis García Plaza.

Es inevitable echar un vistazo al calendario para calibrar las opciones de unos y otros y, más allá de las sorpresas habituales en esta loca Segunda División, el camino parece mucho más complicado para los almerienses. El Espanyol, líder en solitario con dos puntos más que los baleares, ya se está frotando las manos con la posibilidad de volver a la elite, aunque ahora tiene dos obstáculos de forma consecutiva que le pueden catapultar hacia la elite o alargar su agonía. Precisamente se mide al Leganés y a los andaluces, dos duelos que desde Son Moix se mirarán con lupa. Pero mejor ir por partes.

El Mallorca depende de sí mismo para lograr el ascenso, un aspecto que juega absolutamente a su favor. No se enfrenta a ningún adversario directo por subir, aunque sí se mide a equipos que se juegan la vida por evitar la Segunda B. El Lugo, este domingo, es el primero de la lista, pero hay más. El Castellón y el Sabadell recibirán a los rojillos con el cuchillo entre los dientes, al igual que el Alcorcón y el Zaragoza, que visitarán la isla. Su desesperación es un arma de doble filo porque les puede hacer más peligrosos, pero también más vulnerables en su delicada situación. Y el Mallorca debe sacar petróleo de ello, así como también frente a equipos que, en teoría, estarán en tierra de nadie cuando llegue el choque. El Málaga y el Tenerife quizá ya tendrán los deberes hechos y pensarán más en las vacaciones, mientras que hay dos adversarios que sí pueden tener más motivos para pelear por el triunfo. El Mirandés y la Ponferradina sueñan con el play-off y son, al menos en teoría, los rivales que pueden presentar más dificultades.

Quizá el Almería le cambiaría el calendario al Mallorca. Sin ir más lejos, sus tres próximos rivales necesitan ganar como sea, como es el caso del Zaragoza, Espanyol y el propio Mirandés, aunque hay otros más adelante que también tendrán hambre, como el Logroñés, Albacete y Cartagena, que quiere alejarse de abajo como sea. Además, cierra el curso ante el Sporting, que a día de hoy le persigue, aunque está por ver cómo estarán las cosas en la jornada cuarenta y dos.

Lo bueno para el Mallorca es que suben dos y solo debe mirar su diferencia con esta tercera posición porque da la impresión que el Espanyol ha cogido la directa. Su calendario tampoco es el más asequible, pero tienen margen de reacción con los siete puntos que le lleva a la zona del play-off.

Compartir el artículo

stats