El Real Mallorca rebaja el límite salarial de su plantilla hasta los 18,597 millones de euros, casi medio millón menos (0,462) que en el último informe publicado el pasado mes de noviembre, tras el cierre del mercado invernal. De esta manera se mantiene en la cuarta posición entre los clubes de LaLiga SmartBank tras Espanyol (44,7 millones), Almería (27,3) y Lenagés (26,4).

La rebaja generalizada de todos los clubes viene motivada por la actual situación del Covid-19. Aunque LaLiga confiaba en una vuelta de público a los estadios a partir del mes de enero, los topes salariales se han visto reducidos en la mayoría de clubes de Primera y Segunda División debido a la ausencia de aficionados en los estadios y a la supresión de las partidas presupuestarias por ‘ticketing’.

Esta reducción del límite salarial sitúa al club bermellón en el sexto más perjudicado de la división de plata del fútbol español, solo por debajo del Albacete (-0,917), Lugo (-0,872), Málaga (-0,707), Rayo Vallecano (-0,656) y Espanyol (-0,580).

Tope salarial de los equipos de Primera y Segunda División LaLiga

Cabe recordar que el Mallorca cerró el pasado mercado invernal con tres altas y una baja. Incorporó al delantero Álvaro Giménez, cuya parte de su sueldo asume el Cádiz, a Mollejo, con ficha del filial, y a Koke Vegas, que tiene uno de los sueldos más bajos del plantel; a cambio se libró de la ficha de Álex Alegría, una de las más altas del vestuario bermellón.

El pasado 8 de febrero Alfonso Díaz, CEO del Real Mallorca, explicó que el impacto negativo del Covid había sido de 4 millones de euros debido a los ajustes televisivos, afluencia de público y los gastos extraordinarios como vuelos charter, procedimientos médicos y hoteles.

Precisamente, sobre el regreso de aficionados a los campos de fútbol se ha manifestado esta mañana Javier Tebas, presidente de Laliga, quien consideró que tendrá que pasar "marzo y gran parte de abril" para "pensar" que pueda haber algo de público en los estadios, en los que se está jugando a puerta cerrada por la pandemia, una posibilidad que calificó como su "ilusión".

"Estamos preparados para tener público en los estadios, pero creo que debemos hablar con el CSD (Consejo Superior de Deportes) para establecer en qué fechas y qué cuantía de público podremos tener. Creo que nos queda pasar el mes de marzo y gran parte de abril para pensar que podamos tener público en los últimos partidos de la temporada, que sería mi ilusión", dijo Tebas durante la presentación de los límites salariales de los clubes tras el mercado de invierno.

El club presidido por Andy Kohlberg ya rebajó en el mes de septiembre en diez millones su tope salarial, con respecto al pasado curso, cuando el equipo militaba en Primera División durante la temporada 2019/20, el limite del Real Mallorca ascendía a casi 30 millones de euros (29,968 para ser exactos), una cantidad que colocaba a la entidad en la cola de LaLiga Santander, el límite salarial más bajo de la categoría.

Hace dos temporadas, cuando el conjunto bermellón también militaba en Segunda División, el Mallorca tenía un tope salarial muchísimo más bajo. En el mes de septiembre este no alcanzaba los siete millones de euros, aunque tras las operaciones realizadas por el club en el mercado invernal, se llegó a situar en casi siete millones y medio.

Cabe recordar que el pasado 6 de octubre, el responsable del área de Negocio del club, Alfonso Díaz, anunció una nueva ampliación de capital del club tasada en 9 millones de euros. Como el propio ejecutivo reconoció, dicha aportación serviría “para mejorar el límite salarial de la plantilla, tanto para esta temporada como para la próxima campaña”.