Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un gran riesgo que salió bien

El Mallorca sorprendió al salir al fuera de juego para defender una peligrosa jugada en el último minuto

Cufré se dispone a despejar el balón ante Rubén Martínez durante el encuentro de ayer en Las Gaunas. |

Cufré se dispone a despejar el balón ante Rubén Martínez durante el encuentro de ayer en Las Gaunas. | LOF

Ya solo quedaban segundos para el final del partido. El Mallorca estaba a punto de conquistar un triunfo muy valioso en Las Gaunas, pero todavía quedaba un susto final. Mboula cometió una absurda falta, de esas que nunca hay que hacer y que indigna a todos los entrenadores. Era la última bala del Logroñés para lograr un empate a la desesperada justo cuando creía que ya no tendría más opciones. Los bermellones, que ayer vistieron de blanco, han mostrado sus escasos puntos flacos a lo largo del curso precisamente en jugadas a balón parado. Por eso sorprendió el riesgo que asumió el equipo en un momento tan delicado. Cuando el jugador de los locales se dispuso a sacar, todos los jugadores del Mallorca, a excepción de Reina, decidieron salir rápidamente para forzar el fuera de juego. Salió bien, pero fue una decisión inesperada en un instante de tensión máxima. Cualquier error hubiera dejado vendido al meta malagueño.

«Se ha tenido la sangre fría de salir al fuera de juego en una falta en los últimos segundos», celebraba aliviado Luis García Plaza. No era para menos. Es una acción vieja en el fútbol, pero nueva en este Mallorca. Y eso que en este encuentro el líder no se mostró tan rocoso como es habitual en tareas defensivas, sobre todo en la primera parte. En la segunda sí elevó su nivel y concedió mucho menos a un adversario que, las cosas como son, tampoco creó ocasiones claras de gol, más alla del tanto anulado a David González. No obstante, los riojanos sí fueron capaces de incomodar a los Valjent, que cometió algún error impropio de su calidad, Raíllo y compañía.

Y eso tiene mérito porque basta consultar los números de este grupo de futbolistas para reflejar el enorme nivel que está demostrando atrás. Es el menos goleado de la competición, con diferencia, con apenas trece tantos en veintisiete encuentros. Pero es que su fiabilidad como visitante todavía es mayor. Está invicto y Reina solo ha recibido cuatro, una auténtica barbaridad. Eso sí, en el último minuto en Logroño jugó con fuego. Y no se quemó.

Compartir el artículo

stats