Luis García está muy satisfecho con los fichajes que han llegado al equipo. El técnico del Mallorca ha dado su visto bueno a las tres incorporaciones que ha realizado el club en el mercado de invierno, donde cree que se ha mejorado a la plantilla al “incorporar efectivos”. “Tenemos un límite presupuestario. Con el dinero que tenemos hemos fichado muy bien. Álvaro fue máximo goleador hace dos temporadas, ya estuvo aquí y conoce la casa. Víctor es un chico que apunta muchísimas maneras. Cualquier equipo desearía tenerlo. Koke viene a reforzar la portería. Quería tener todas las fichas cubiertas”, ha comentado.

El entrenador bermellón ha destacado que espera que aporten todos ellos al equipo. “Álvaro viene para sustituir a Alegría. Espero que nos ayude en la faceta goleadora con Abdón y Marc. Con la llegada de Mollejo tenemos un perfil diferente. Es un jugador que puede jugar en las tres posiciones de ataque, más por fuera que por dentro. Tiene presencia en el área, menos desborde, pero tiene mucha hambre y muchas ganas. Koke viene a reforzar la portería. Mejor tener tres porteros contrastados y ya será decisión mía quien de los tres tiene que jugar”, ha analizado este mediodía en rueda de prensa.

Sobre la llegada de Koke y la frustrada salida de Parera, el madrileño ha insistido en que la razón de que buscaran portero en el mercado fue el deseo del manacorí de salir, circunstancia que no se ha dado. “Todo el tema de buscar portero surgió a raíz de que Parera dijo que quería irse. A partir de ahí las cosas se dan cuando se puedan dar. Tengo tres porteros y pueden jugar cualquiera de los tres. Miki es un portero más del primer equipo. Incluso contamos con Leo Román, tenemos otro diamante que pulir que nos va a dar mucho en el futuro. Estamos muy tranquilos con los tres”, ha zanjado.

“Nuestra afición es la bomba”

Cuestionado acerca de la rocambolesca historia de Dominik Greif y toda la reacción de la hinchada bermellona en redes sociales tras no confirmarse su fichaje, ha explicado que lo único que tiene que decir sobre el guardameta eslovaco es que la afición “es la bomba”. “No he visto a Dominik hoy en el entrenamiento. No tengo que hablar de un portero que no está. Lo único que puede decir es que nuestra afición es la bomba. Están vivos los notamos detrás. Nos ha servido para ver que están pendientes del equipo día tras día y vamos a darlo todo por ellos. Todos han demostrados de lo que son capaces, del hashtag que hicieron y les felicito porque son unos fenómenos”, ha destacado.

Centrándose en el encuentro ante el Albacete, Luis García ha reconocido la importancia de afrontar, “como mínimo” a tres puntos de ventaja el encuentro ante el Espanyol de la próxima semana. “Hoy lo he hablado muy seriamente con los jugadores. Si ganamos mañana terminas el día a seis puntos de Espanyol y Almería. Poder afrontar como mínimo el partido del Espanyol con tres puntos de ventaja pasa por ganar al Albacete”.

“El Albacete ha mejorado mucho. Saben a lo que juegan, creo que es el mejor equipo de 2021. Eso te dice cómo está. Se está haciendo muy fuerte defensivamente esperando atrás, con un bloque medio-bajo, buscan un contrataque rápido. Han encontrado su identidad. Y esperamos que Tomeu no vuelva a estar como estuvo aquí, que lo paró prácticamente todo. Se lo he dicho a los jugadores, como oiga hablar a alguno de Espanyol o Almería se quedan en la isla”, ha añadido.

A pesar de contar con bajas en el lateral derecho, el técnico del Mallorca no descarta dar descanso a Martin Valjent, que se encuentra a una tarjeta amarilla de cumplir ciclo. “Es una opción que hemos manejado. Cuántos partidos hemos jugado con Franco Russo y hemos ganado. Hagamos lo que hagamos el equipo se siente seguro. Si decidimos dar descanso a Martin por el tema de las tarjetas confiamos plenamente en Franco. Si hacemos eso y ganamos genial, y si no lo hacemos no será porque hayamos hecho el cambio”, ha puntualizado.

Si en algo ha insistido Luis García es en “no matar” al jugador que tenga que ocupar el lateral derecho ante las bajas de Gámez y Sastre: “En el lateral tendremos que buscar una solución. Tendremos que poner a alguien que no es su puesto.  Manejamos dos o tres opciones. Russo, Lago o Antonio y la otra más enrevesada es meter a un zurdo de lateral derecho, pero se sienten muy incómodos. La que tengamos al 100% sabemos que no va a ser perfecta. Os pido que no matéis al jugador que juegue allí si no le salen las cosas”, ha concluido.