Luis García, siempre abierto a departir sobre cualquier tema que se le ponga sobre la mesa, este mediodía ha preferido tirar de prudencia y dejar el mercado de fichajes aparcado. “Haré la valoración cuando este se cierre. No quiero que lo que pueda decir sea comentario de mis jugadores en la previa de un partido tan importante”, ha señalado el madrileño, quien no ha entrado a valorar la incorporación de Álvaro Giménez, del Cádiz.

El preparador del Real Mallorca ha centrado su discurso en el encuentro que afronta su equipo este sábado frente al Girona, un rival que “tiene potencial para hacer todo lo que se proponga”: “Tienen a Stuani, que es titular y con una potencia abismal, y su suplente, Sylla, lo quiere media Liga. Eso dice bastante del equipo al que nos enfrentamos”.

El entrenador bermellón ha reconocido que es necesario que su equipo “vuelva a sentirse fuerte en casa”, tras caer derrotado en los dos últimos encuentros que ha disputado en Son Moix. “Al final lo más importante es que el equipo esté en las posiciones de arriba. Es verdad que llevamos dos derrotas seguidas y tenemos ganas de cambiar en casa esa dinámica. El día de Las Palmas no me gustó. Espero que mañana seamos capaces de ganar. Tenemos que volver a sentirnos fuertes en casa”, ha resaltado.

Cuestionado por las bajas que tendrá su equipo para el encuentro, Luis García ha confirmado el regreso de Marc Cardona, quien volverá a la convocatoria, pero “solo jugará si es necesario”. “Marc Cardona ya vendrá convocado, después de un mes sin entrenar y de pasar una enfermedad, iremos con mucho cuidado. Realmente no sabemos exactamente cómo le podrá afectar. Si en un momento lo necesitamos, le sacaremos. Ya se lo he dicho a él, ojalá no le necesitemos y podamos darle más entrenamientos para que coja mejor tono muscular. Gámez, Baba y Sedlar son baja”, ha desvelado, incidiendo en el regreso de Joan Sastre en el lateral derecho.

Sobre el rival, Luis García se ha explayado largo y tendido: “Es un equipo de play-off casi casi seguro. Tiene potencial para lo que se proponga. Tienen un equipo muy muy bueno y de los últimos ocho partidos, solo ha perdido uno. Tenemos un rival de los buenos. Les gusta llevar el peso del partido. Vamos a tener que tener cuidado porque les gusta las contra muy rápidas, tienen calidad de medio campo para adelante y un muy buen balón parado en ataque”