Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Reina: «Luis García va por la misma línea que Moreno, pero es más directo»

«¿Fichajes? Hay jugadores suficientes para luchar por lo que haga falta», asegura el portero

Manolo Reina cumple su cuarta temporada en el Mallorca.

Manolo Reina cumple su cuarta temporada en el Mallorca.

Guardameta del Real Mallorca. El andaluz hace un balance «sobresaliente» tras cerrar la primera vuelta del campeonato: «Sentimos presión como equipo, pero eso nos ayuda a sacar nuestra mejor versión»

¿Qué le convenció para ser portero?

Es una demarcación que desde pequeñito me gustaba. Cuando jugaba con los amigos muchas veces lo hacía como jugador, pero con el paso del tiempo me empezó a llamar la atención lo de ser portero y empecé bajo los tres palos. La sensación de parar un disparo, esa adrenalina fue lo que me motivó.

Su manera de jugar, en ocasiones, se basa en sacar de sus casillas al rival, ¿es así?

Esto es fútbol y tienes que intentar sacar el máximo beneficio siempre y cuando las reglas te lo permitan. Es un deporte de contacto y hay momentos en los que se puede sacar provecho de eso.

Esta temporada es el capitán, ¿le ha cambiado en algo eso dentro del vestuario?

Es más responsabilidad. Tienes que intentar ser un ejemplo para que el resto de compañeros se fijen en ti. Es algo muy importante, pero al mismo tiempo es una sensación muy bonita. 

Hace dos temporadas lograron la promoción a Primera siendo un recién ascendido, pero este año llevan la etiqueta de favoritos. ¿Se nota la presión?

Está claro que el año que conseguimos el ascenso no teníamos presión, éramos un equipo al que quizás los rivales no tenían muy en cuenta. Este año somos uno de los rivales a batir, todos nos quieren ganar y somos un equipo que, a priori, tiene que estar ahí arriba. Tenemos que luchar por el objetivo de ascender y todos tenemos presión, pero creo que es algo bonito y que te ayuda a dar tu mejor versión.

Esta temporada cuentan con nuevo técnico. ¿Cuáles son las principales diferencias entre Vicente Moreno y Luis García?

Estamos hablando de dos grandísimos entrenadores. Moreno era muy bueno, no te dejaba relajarte en ningún momento y lo tenía todo bajo control. Luis García va más o menos por la misma línea, aunque quizás es más directo, le gusta ser más vertical. Hemos tenido la suerte de que el Mallorca ha contado con dos grandísimos entrenadores: Moreno ya lo demostró y ahora lo esta haciendo Luis García.

¿Qué valoración hace de esta primera vuelta del campeonato?

Un sobresaliente. Hemos hecho 42 puntos, una puntuación muy alta para ser solo la primera vuelta. Este último tramo nos ha dejado un mal sabor de boca porque hemos perdido dos partidos en casa, pero si analizas el global, creo que la puntuación que se nos tiene que poner es muy alta. Sabemos que nos viene una segunda vuelta muy dura y complicada, pero tenemos que estar preparados para estar bien posicionados a final de año y hacer algo bonito.

¿Qué ha pasado en estos últimos partidos? Llevaban cuatro goles encajados en 18 encuentros y ahora son seis en los últimos tres.

No era normal lo que veníamos haciendo, pero ahora es verdad que cada vez que nos llegan parece que los detalles caen en favor del rival. Nos han hecho, sobre todo en estos últimos encuentros, muchos goles a balón parado, pero hay que estar tranquilos e intentar trabajar todos los detalles.

¿Es su punto débil?

Yo no lo llamaría así. Creo que el equipo sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Trabajamos el balón parado todas las semanas. Antes casi no nos creaban ocasiones y ahora nos están llegando, pero estoy seguro que en el próximo partido lograremos que todo salga bien.

Por solo 25 minutos no batió el récord de imbatibilidad del Mallorca. ¿Era un objetivo?

En un principio no lo tenía en cuenta, pero cuando te acercas a esa marca, evidentemente te hace ilusión. Fue una pena, pero hay que tener en cuenta que al final ese gol frente al Málaga no nos impidió llevarnos los tres puntos.

¿El trabajo de un guardameta en Segunda División es más fácil que en Primera?

Al final en Primera estás jugando contra los mejores futbolistas del mundo y las categorías están por algo. En Primera todo es más difícil, tanto para el portero, como para los centrales, los laterales… Te exigen. Lo que antes en Primera te faltaba, ahora en Segunda te llega.

En pleno mercado. ¿Cree que el equipo necesita refuerzos?

Ahora mismo estamos muy bien clasificados. El que venga gente es un trabajo del director deportivo, pero si finalmente llega alguien, será bienvenido, y si no, creo que tenemos jugadores suficientes para luchar por lo que haga falta.

Hace poco Budimir aseguró en una entrevista que ‘Mallorca es su casa y la afición su familia’. ¿Cómo se tomaron dentro del vestuario su salida en el mercado estival?

Todo el mundo dentro del vestuario queríamos que Budimir se quedara aquí, pero es una decisión que tenía que tomar él. Nosotros queremos que todos los jugadores que se quedan estén al 100% y él, por una cosa o por otra, quería tomar otro camino y esa era su lucha. A nadie le gusta empezar una pretemporada con gente que se quiere marchar, pero esto es fútbol.

¿Cree que sigue siendo bienvenido en el Mallorca?

Eso se lo tendríamos que preguntar a otras personas. Para nosotros es un compañero al que tenemos todos mucho cariño y al que le deseamos lo mejor, a partir de ahí, si es bienvenido o no, ya lo tiene que decidir la afición y la gente del club.

Tema pandemia, ¿se ha acostumbrado ya a todos los PCR a los que les someten?

Intentas que entre dentro de tu rutina normal, pero siempre se hace extraño. Llevamos unos meses complicados para todo el mundo y como futbolistas intentamos llevarlo de la mejor manera posible.

¿Cuántos test les hacen a la semana?

Bastantes. Nos hacen pruebas de antígenos y PCR, por lo que al final salen 3 o 4 a lo largo de la semana. Estamos muy controlados, pero es verdad que uno se cansa. Tenemos que ser muy precavidos y estar concienciados para que el virus no entre dentro del vestuario.

¿Viven en una burbuja?

Mi vida es muy parecida a la que tiene el vecino que vive a mi lado, la única diferencia es que él se va a una oficina y yo a entrenar. Intento llevar a mi hijo al cole, ir a comprar al Mercadona… Al final somos personas y no nos pueden prohibir, por ejemplo, ir a hacer la compra. Lo que tenemos que ser es conscientes de los tiempos que vivimos. Dentro de las normas que nos rigen, hacemos lo que nos permiten.

¿Cómo afecta todo esto a su familia?

Pues un poco como a todos. Hablas con los niños para que lleven mucho cuidado, que no se quiten la mascarilla y se laven mucho las manos… Al final es una cosa que está ahí y, muchas veces, por mucho que hagas las cosas bien, te puedes contagiar. Hay cosas que no puedes controlar, pero lo intentamos llevar con normalidad.

Durante muchos años ha tenido que vivir bajo la presión de una denuncia por el posible amaño de un partido. ¿Cree que ese tema ha manchado su imagen?

Sí, seguramente lo ha hecho. No entiendo que te puedan acusar por algo sin tener ninguna prueba. Pero gracias a Dios ya se acabó todo y estoy tranquilo. El daño que han hecho no te lo quita ya nadie.

¿Cree que le ha afectado en su rendimiento?

Todo afecta, pero al ser un proceso tan largo, llega un momento en el que lo normalizas y no te preocupas tanto. Solo tenía ganas de que todo terminara.

¿Existen futbolistas que aceptan dinero para perder intencionadamente?

Creo que no o al menos yo los conozco. A nosotros nos estaban acusando por algo que no había pasado. Nadie ha pedido perdón después de todo el daño que se ha hecho y después de todo lo que ha salido en los periódicos: lo único que querían era vender y decían barbaridades de las que no tenían ni idea.

En unos meses cumple 36 años y tiene todavía un año de contrato, ¿va a ser su última temporada?

Espero que no. Tengo ahora y me queda año y medio de contrato. En los porteros es una edad en la que todavía estás bien. Espero que no sea mi última temporada, pero nunca se sabe.

En tiempos de coronavirus, ¿cómo se imagina una fiesta de ascenso?

Pues supongo que por vídeollamada. No se podrá hacer mucho más. Al final la fiesta es lo de menos, lo importante es conseguir el objetivo, ascender, y que toda esa afición que no ha podido acudir al campo durante toda la temporada, acabe llevándose una alegría. 

Compartir el artículo

stats