El Mallorca es de Champions League en internet. El club bermellón se maneja entre los mejores en las distintas redes sociales, destacando especialmente en el canal de Youtube: cuarto con 8,94 millones de interacciones en 2020, solo superado por Barça, Real Madrid y Betis.

No es únicamente en Youtube en donde tiene presencia el Real Mallorca. El club tiene cuentas en prácticamente todas las plataformas. También hay contenido mallorquinista en Facebook, Twitter, Instagram y Twitch, la última y gran apuesta desde el departamento de Comunicación de la entidad. De hecho, fue el segundo club de España en crear su cuenta -el primero fue el Real Madrid- en esta red de los cuatro ya operativos y en impacto solo le superan el Barça y el equipo blanco. Por detrás está la Real Sociedad.

En una de las pocas redes sociales en las que no está el Mallorca es Sina Weibo, el twitter chino. Curiosamente, han sido los usuarios orientales, en este caso japoneses, los que permitieron al Mallorca multiplicar su impacto en redes sociales a lo largo de 2020, y en especial en Youtube. El motivo: Take Kubo.

El futbolista japonés fue el epicentro de la estrategia elaborada por el departamento de Comunicación, con el periodista Albert Salas al frente. Se presentó a la propiedad un proyecto centrado en la figura de Take Kubo, con imágenes de los entrenamientos y otros contenidos sobre el jugador, en castellano y japonés (con la colaboración del periodista Tooru Shimada), que desde mayo, cuando se reinició la actividad deportiva, permitió multiplicar las visitas.

Luis García y Albert Salas, en ‘Play red, black edition’.

Además, la presencia en la plantilla de Kubo ya había propiciado un acuerdo entre el Mallorca y Konami, la empresa nipona creadora del mítico Pro Evolution Soccer, el simulador de fútbol competencia del FIFA. El club bermellón y el Barça eran los únicos españoles con licencia de la marca japonesa la campaña pasada (de hecho, el Mallorca no tuvo representante en un torneo benéfico que promovió el streamer Ibai Llanos y al que se había inscrito Alejandro Pozo; el jugador cedido por el Sevilla tuvo que renunciar a competir, igual que Sergi Roberto, del Barça, por el tema de licencias).

Aprovechando el ‘efecto Take’, el club apostó entonces por incrementar, a partir de agosto, sus directos. Por Youtube, Facebook y Twicht. El resultado fue situarse en 2020 en la quinta posición del ranking nacional (de equipos de Primera y Segunda División) en engagement por post (traducción: interacciones que realizan los usuarios con tus publicaciones en redes sociales).

Una quinta posición que en la actualidad es la novena, ya que los efectos de la pandemia han hecho espabilar a varios equipos de la Liga. Aunque también ha influido el descenso a Segunda, ya que el impacto es más complicado que si el equipo está en Primera.

De Champions en internet

De Champions en internet

«Ahora publicamos menos que hace un año, porque hemos variado la estrategia. Más calidad y menos cantidad», explica Albert Salas, director de Comunicación del Real Mallorca. Este objetivo pasaba por aumentar los directos en las redes sociales y en el club han apostado por ello. «Se ha realizado una inversión en material de streaming. Era necesario, y no solo por la situación en la que estamos, sin aficionados en las gradas o entrenamientos. Es el presente», añade.

Las nuevas apuestas son variadas. Se están retransmitiendo en directo las ruedas de prensa y a través del programa ‘Venim a ca teva’ se mantiene informados a los seguidores con las clásicas retransmisiones radiofónicas de los partidos (con Dani Barjacoba) o declaraciones de los protagonistas al final de los encuentros. También se realizan reportajes, piezas que emiten por sus redes sociales.

Las novedades arrancaron esta pasada semana y han llegado de la mano de Twitch. Por un lado, la retransmisión de la narración del partido del primer equipo a cargo del periodista Lluís Forteza (se estrenó el día de Las Palmas) en la que se ve al narrador y se observan sus reacciones durante la retransmisión, con el añadido de que los seguidores pueden interactuar con él.

Además, se van a retransmitir encuentros de los equipos de las categorías base. Por el momento, y al permitirse solo competiciones nacionales en Balears, se podrán ver por las redes sociales los partidos del Mallorca B y los juveniles, tanto del División de Honor como del equipo de Liga Nacional. Como dato, el Mallorca-Barça de juveniles del pasado domingo congregó picos de 8.000 usuarios en Youtube, 12.000 en Facebook y 3.000 por Twitter. Este sábado, a las 12:00 horas, se podrá ver el Mallorca B-Platges de Calvià de la Tercera División balear.

La otra gran apuesta es el programa denominado ‘Pay red, black edition’. Un magazine mallorquinista, en el que habrá protagonista y reportajes, que se estrenó este pasado miércoles y que llegó a tener a 1.000 personas conectadas. Arrancó con Enric Cruz, jugador profesional del FIFA del Mallorca –fichaje del club para participar en la eLaLiga Santander 2020/21– y Luis García, entrenador del primer equipo. Ambos respondieron a los seguidores que interaccionaron con ellos.

Un ejemplo, este último, del nuevo horizonte que tienen los clubes. Un mercado a explotar en un momento en el que la crisis del coronavirus está obligando a casi todos los sectores a reinventarse. Por el momento, el Mallorca 3.0 está superando sus propias expectativas.Por detrás de Real Madrid, Barça, Atlético y Betis.Deportes & Finanzas sitúa al Mallorca en el ‘Top-4’ de Youtube en 2020.