No hay que disfrazar la realidad. El Mallorca ha entrado en su primera crisis de la temporada al perder ante el Las Palmas, que no había ganado como visitante, en un nefasto encuentro en el que apenas ha creado peligro (0-1). Es la tercera jornada consecutiva sin ganar, o lo que es lo mismo, un punto de nueve posibles para cerrar una primera vuelta fabulosa pero que deja un regusto amargo. Porque este equipo, que ha maravillado en lo que se lleva del curso, lleva un tiempo desconocido. Hoy ha sido superado por un adversario que ha sido sustancialmente mejor en la primera parte y que ha sabido gestionar su ventaja en la segunda. El gol de Araujo en el minuto veinte le ha bastado para llevarse el botín hacia Gran Canaria. A los baleares les ha faltado intensidad, no ha habido ni rastro de la característica presión tras pérdida de pelota y apenas han sido capaces de hacer daño. Es la tercera derrota en Son Moix, otro asunto que llama la atención después de su fiabilidad cada vez que coge un avión.

El primer minuto ha engañado. Parecía el Mallorca que enamora y que despierta ilusiones. Un buen tiro de Lago que ha despejado el portero y otro de Baba, ligeramente alto, daba la impresión de que el encuentro iba a ser de otra manera. Pero nada más lejos de la realidad porque ha sido un espejismo. Los canarios le han quitado el balón y ahí los bermellones sufren de lo lindo. Y si a eso se le suma que está blando atrás, algo impensable hasta hace pocas semanas, el resultado es que el rival ha sido superior. Reina ya ha despejado un buen tiro de Rober en los primeros minutos y, un poco antes, Clemente ya había creado peligro. Araujo ha incomodado a los centrales. De hecho les ha ganado la espalda y su disparo se ha ido demasiado elevado. Ha sido la antesala de lo inevitable. El delantero se ha metido entre los defensas del Mallorca como si estuviera en el salón de su casa, ha hecho una pared con Kirian y su tiro ha batido a Reina. Da la impresión de que se ayuda un poco con la mano, pero el colegiado no ha querido saber nada.

El Mallorca necesitaba reaccionar, pero ha sido incapaz. Los visitantes han seguido haciendo daño, sobre todo detrás de los laterales, tocando con criterio e incomodando a los rojillos, que solo han dado señales de vida en momentos puntuales. Una falta de Salva Sevilla que ha blocado Domínguez y, sobre todo, un remate con la derecha de Abdón que ha hecho lucirse al cancerbero, han sido los únicos momentos en los que ha aparecido. Sin embargo, no hay que engañarse. Se echaba de menos el equilibrio que aporta Galarreta y Baba ha estado horroroso, al igual que un intrascendente Dani, que ha acusado su inactividad. Murilo y Oliván han entrado para tratar de cambiar el panorama. Y no lo han conseguido. El equipo ha adelantado unos metros sus líneas, pero eso, sin la intensidad de siempre, con y sin balón, no sirve para nada. Un disparo de falta de Abdón y otro muy flojo de Sastre es un bagaje pobre.

A medida que han ido pasando los minutos el Las Palmas ha renunciado a atacar, aunque eso no se ha traducido en ocasiones claras. Diabate, delantero del filial, ha entrado, por lo que el mensaje de García Plaza a Álex Alegría, justo ahora que está abierto el mercado invernal, es demoledor. Oliván, el que más lo ha intentado con algún buen centro, ha probado fortuna con un chut fuerte desde la frontal que el portero ha atrapado en dos tiempos. Ha sido la ocasión más clara del Mallorca, por lo que es un ejemplo evidente de lo que ha sido este partido. Los canarios han sabido romper el juego de un rival desconocido y que no ha merecido más. Mejor olvidarlo. Vienen dos semanas sin Liga que se harán muy largas para el mallorquinismo.

MALLORCA: Reina, Sastre, Valjent, Raíllo, Cufré (Oliván, min. 46), Baba, Salva Sevilla (Febas, min. 70), Lago (Murilo, mi. 46), Amath (Trajkovski, min. 81), Dani Rodríguez (Diabate, min. 74) y Abdón.

LAS PALMAS: Álex Domínguez, Lemos, Suárez, Curbelo, Dani Castellano, Javi Castellano, Sergio Ruiz, Kirian (Pau Miguélez, min. 90), Clemente (Benito, min.77), Rober (Fabio, min. 79) y Araujo (Espiau, min. 79).

GOLES: 0-1, Araujo bate a Reina (min. 20).

ÁRBITRO: Gorostegui Fernández (Colegio Vasco)

T. amarillas: Joan Sastre (min. 56), Valjent (min. 60), al técnico Luis García por protestar (min. 61), Dani Castellano (min. 75), Baba (min. 87) y Diabate (min. 88).