Joan Sastre se erigió ayer en protagonista del encuentro ante el Oviedo al anotar un golazo desde los 30 metros. El futbolista del Real Mallorca reconoció al término del partido que se sentía feliz por el tanto, pero que lo realmente importante había sido «el punto conseguido en un campo complicado». «Sobre todo estoy contento por tener minutos y por haber conseguido un nuevo punto. Lo importante aquí es el colectivo y hay que valorar que hemos empatado en un campo complicado», relató el lateral bermellón.

La última vez en la que el de Porreres logró un gol de semblantes características fue durante la pretemporada frente al Castellón. «Son acciones que surgen inconscientemente y que en los entrenamientos a veces practicas. He chutado y he tenido la suerte de que ha ido a portería. Es verdad que durante la pretemporada ya metí un tanto parecido desde fuera del área, pero hoy (por ayer) he tenido también la suerte de que ha entrado», concretó el jugador de 23 años al término del encuentro.

«Teníamos claro que iba a ser un partido muy competido, por las circunstancias en las que se encontraba el terreno de juego. A nosotros nos gusta jugar el balón, el juego combinativo y te encuentras un partido en el que tienes que jugarla directa», explicó Sastre.

«Evidentemente ellos también tienen sus puntos fuertes, como por ejemplo jugar el balón largo, y nosotros hemos intentado competir al máximo, pero nos han acabado empatando el partido. Creo que nos vamos contentos de aquí», zanjó el futbolista del Real Mallorca.