Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Angeliño, de bajar a Segunda B en Son Moix a brillar en Leipzig

El lateral, que jugó en el Mallorca en 2017, está triunfando en la Bundesliga y ‘Champions’

Angeliño, en el centro de la imagen, sonríe tras marcar el martes el gol ante el Augsburgo.

Angeliño, en el centro de la imagen, sonríe tras marcar el martes el gol ante el Augsburgo.

Pasó sin ninguna gloria por el Mallorca que hizo historia por descender a Segunda B, pero ahora está brillando en el fútbol internacional. José Ángel Esmorís Tasende, más conocido como Angeliño (Coristanco, A Coruña, 1997), sigue deslumbrando y ya son muchas voces las que apuntan a que se merece una oportunidad en la selección española. Esta semana volvió a ser protagonista al ser el autor de un golazo y una gran asistencia con el Leipzig, que se metió en octavos de la Copa alemana al apear por 0-3 al Augsburgo.

Dueño y señor del carril izquierdo de los ‘toros rojos’, Angeliño se ha convertido en una pieza clave para Julian Nagelsmann, que ha encontrado en el gallego no solo ya un magnífico asistente, sino también un inesperado goleador. De hecho, ya suma ya ocho dianas en la presente campaña. Ante el Augsburgo demostró la calidad y potencia que atesora en su pierna izquierda tras recoger un balón suelto en el pico del área y colocarlo en la escuadra contraria. Una auténtica maravilla que sirvió para completar una nueva exhibición del lateral coruñés, que ya había puesto en la cabeza del húngaro Willi Orban un preciso saque de esquina para acabar en gol.

Angeliño trata de controlar el balón en un partido con el Mallorca ante el Rayo en 2017. Manu Mielniezuk

Angeliño, que pertenece al Manchester City, llegó a Son Moix en el mercado invernal del curso 2016/2017, pero no pudo evitar contagiarse de la nefasta dinámica que llevaba aquel grupo que entonces dirigía Javier Olaizola. Su llegada como cedido ya generó polémica porque el equipo necesitaba delanteros y no laterales zurdos -Oriol y Saúl ya estaban-. No obstante, disputó diecisiete partidos, quince como titular, para un total de 1.328 minutos -no marcó-.

A partir de ahí, su carrera ha ido creciendo sin parar. Del NAC Breda holandés dio el salto al PSV Eindhoven y, de ahí, a ponerse a las órdenes de Guardiola en el City. Contó poco para el técnico catalán, pero ahora está aprovechando a lo grande su préstamo al conjunto alemán, tanto en la Bundesliga como en la ‘Champions’. Y solo tiene veintitrés años.

Compartir el artículo

stats