Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra entre Mallorca, Espanyol y Almería por el ascenso a Primera

A falta de dos jornadas para que concluya la primera vuelta, los tres equipos protagonizan una dura batalla por los dos puestos que ofrecen el billete directo a Primera

Guerra a tres por el ascenso.

Guerra a tres por el ascenso.

Apenas quedan dos jornadas para que la primera mitad de la temporada toque a su fin y en la cima de la tabla suenan los tambores de batalla entre Mallorca (41 puntos), Espanyol (42 puntos) y Almería (38 puntos). A un ritmo constante y apabullante, los tres equipos –Leganés y Sporting de Gijón se han quedado un poco rezagados en las últimas fechas– están protagonizando una guerra sin cuartel por ganar ventaja y ser merecedores, a final de campeonato, de una de las dos plazas que ofrecen el ascenso directo a Primera.

Es cierto, y es el discurso que pregona Luis García Plaza en cada una de sus comparecencias, que las 23 jornadas que restan para la conclusión de la Liga pueden provocar una catarata de cambios en las posiciones, pero no lo es más que el ritmo brutal de puntuación que están manteniendo los tres equipos que comandan la tabla y que está cogiendo tintes históricos.

El Espanyol, tras vencer precisamente al Almería en la última jornada, ha recuperado el liderato aprovechando el pinchazo del Mallorca ante el Fuenlabrada. Los duelos directos van a cobrar una importancia capital y en este capítulo los bermellones están bien situados. Empate ante los de Moreno y victoria ante Almería y Leganés. Los blanquiazules cayeron ante el cuadro pepinero, siendo los de José Gomes los grandes perjudicados.

En una situación de igualdad tan grande como lo que se está viviendo, el mercado de invierno –que comienza el 4 de enero– puede suponer un punto de inflexión. En la parcela económica el Mallorca es el gran ‘damnificado’, pues cuenta con menos presupuesto (19 millones de euros) que sus contendientes –Espanyol con 45 y Almería con 27,5–. Acertar en los movimientos, tanto de entradas como de salidas, se antoja clave ante dos conjuntos que cuentan con gran respaldo financiero, especialmente el conjunto almeriense, habituado a desembolsar cantidad es inasumibles en la categoría gracias a su dueño Turki Al-Sheikh.

El calendario asimétrico parece favorecer que esta terna de candidatos se ponga a prueba, puesto que tan solo en el mes de enero se disputarán hasta cinco encuentros entre rivales instalados en la zona noble de la tabla: Leganés-Almería, Girona-Espanyol, Rayo Vallecano-Mallorca, Espanyol-Rayo o Mallorca-Girona.

Los otros tres equipos a priori candidatos al ascenso directo (Leganés, Sporting y Girona) viven realidades diferentes, aunque continúan al acecho. El conjunto que entrena Pep Lluís Martí (33 puntos) ha pagado sus tropiezo ante rivales directos, los de David Gallego (32 puntos) están acusando su falta de profundidad de plantilla y el equipo catalán (28 puntos) arrastra su mal inicio de campaña y la prolongada ausencia de Stuani por lesión.

Compartir el artículo

stats