Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Abdón, aprende a disfrutar

Lo mejor y lo peor de la tarde almeriense lo protagonizó Abdón Prats. Para siempre en la más bella historia del Mallorca por su gol -golazo- al Deportivo en la eliminatoria por el ascenso a Primera, el mallorquín tiró por la borda delante de un micrófono uno de sus días más felices como futbolista, y desgraciadamente no ha habido muchos para él. Cuando se acusa de esta manera «a los que critican desde su casa sin haber pisado nunca el césped», debe decir a quién se dirige. Si hablaba por la afición, alguien debería recordarle al bueno de Abdón que ésta es siempre soberana. Aplaude lo que le gusta y pita lo que le desagrada, solo faltaría. Lamentablemente, y salvando las distancias, su actitud del jueves tras el partido recordó a la de Cristiano Ronaldo cuando, con sus compañeros celebrando sobre el césped un nuevo título en la Liga de Campeones, anunciaba su adiós al Real Madrid.

Lo que tiene que hacer Abdón es aprovechar el momento y trabajar para que su entrenador le siga dando minutos y demostrarle que tiene sitio en el equipo. Pero, sobre todo, debe aprender a disfrutar.

Compartir el artículo

stats