Cuando Abdón se elevó ayer por el cielo de Almería para enganchar una chilena en el minuto 91 y lograr el tanto de la victoria zanjó una mala racha que ha durado demasiado. El de Artà, que vivió una sequía goleadora de 525 días hasta su tanto frente al Logroñés, ha aprovechado las oportunidades que le ha brindado de nuevo Luis García Plaza para reclamar su sitio en este Mallorca que no para de acumular récords.

Ha sido una época muy complicada para el ariete, tal y como él mismo reconoció tras el partido. Su decisiva diana frente al Deportivo en la final del playoff de ascenso a Primera el 23 de junio de 2019 supuso que su nombre se enmarcara para siempre en la historia del club. Pero tal como subió, Abdón ha vivido desde entonces una de las partes más amargas del fútbol y en especial para un delantero, que es la de no ver portería.

Números en la temporada 2019/20 (Primera División)

  • 20 partidos (todos ellos como suplente)
  • 273 minutos
  • 0 goles
  • 1 tarjeta amarilla

Números en la temporada 2020/21 (Segunda División)

  • 7 partidos (3 como titular)
  • 295 minutos
  • 2 goles
  • 1 tarjeta amarilla

En Primera División y con Vicente Moreno en el banquillo, el atacante, consciente de su rol dentro del equipo y siempre bajo la sombra del indiscutible Ante Budimir, apenas disputó 273 minutos en toda la temporada repartidos en 20 encuentros y en ninguno de ellos lo hizo como titular, eso sí, lastrado por una lesión que le dejó inactivo durante la pretemporada. Y a pesar de ello tuvo oportunidades para estrenarse y lograr su primer gol en Primera, como el penalti que erró en la jornada 4 ante el Athletic de Bilbao o el larguero en el tiempo añadido en la derrota de los bermellones ante el Levante en el Ciutat de València. Al final, su cuenta goleadora se quedó de igual manera a cómo empezó la temporada en un año muy difícil para él, igual que para el resto del equipo.

Pese a ello, realmente nunca llegó a contar con la confianza plena del cuerpo técnico, una situación que se agravó todavía más con la llegada del Cucho Hernández, que redujo aún más sus escasas oportunidades para jugar. Ahora la situación no difiere mucho de la de la temporada pasada, a pesar de que el club se desprendió de Budimir en el mercado de fichajes y trajo a Cardona y Amath. El artanenc fue alineado desde un inicio durante tres de las cuatro primeras jornadas, aunque luego ya volvió a ocupar un puesto en el banquillo y tan solo ha ido disfrutando de algunos minutos cada varias jornadas.

Ante el Sporting de Gijón, a pesar de la ausencia por lesión de Marc Cardona y solo con la presencia de Amath en ataque, ni él ni Álex Alegría, el otro delantero en discordia, no disputaron ni un minuto del choque, un duro mensaje para ambos. Pero todo cambió dos jornadas después frente al Logroñés.  Con el partido encarrilado con un 2-0, Luis García le dio alternativa y Abdón respondió, rematando de volea un centro espectacular de Fran Gámez. Allí puso fin a la pesadilla y volvió a sonreír sobre el verde y con él el mallorquinismo.

Y ayer, volviendo a entrar desde la banda en el minuto 78, dejó con las manos en la cabeza a todo el equipo logrando un tanto de chilena de exquisita factura y que será recordado por mucho tiempo por cómo se produjo, en qué momento y qué significó. Sus palabras tras el encuentro, reprochando las críticas hacia él durante todos estos meses, hablan de la importancia que tuvo para él conseguir este gol.

«A veces la gente es muy cruel con los jugadores de fútbol. Somos unos privilegiados, pero a veces digo de bromas que a los que hablan sin haber jugado en ningún sitio con césped les invitaría a hacer unos pases de diez metros y a ver si me la pasan al pie. La gente habla demasiado y pido que tengan más respeto a los jugadores de fútbol, y no lo digo solo por mí. No se han comportado como debían conmigo, y no lo digo por el míster. Ha habido mucha gente que no ha confiado y, como en la temporada del ascenso, van a tener que callar y aplaudir. Ahora tendrán que seguir aplaudiendo y animar», explicó visiblemente emocionado.

Luis García le dedicó también unas bonitas palabras en la rueda de prensa posterior al partido: “Es un chaval que trabaja mucho. Sabe su rol, sabe cuándo tiene que entrar y me alegro mucho. Particulariza el estilo del equipo. Entrena con mucha ilusión. Nosotros somos profesionales, él es un profesional del Mallorca, es diferente y lo siente. Es un mallorquinista total». El equipo, que sabe de su carácter, lo protege y siempre que hablan de él destacan su capacidad de esfuerzo, sacrificio y compromiso con la camiseta del Mallorca.

Ahora, Abdón acumula dos goles, al igual que Amath, y ha dejado claro que es un rematador de aérea, con dos goles al primer toque, justo la figura que más echa en falta este equipo. El de Artà, que espera que la mala racha no se vuelva a repetir, resurgió de entre las cenizas para devolver el liderato al Mallorca y presentar su candidatura a ser el ‘9’ de un bloque que domina con mano de hierro la categoría.