Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noviembre dulce para el Mallorca

El equipo bermellón ha sumado catorce puntos de dieciocho posibles en el mes pasado, un balance sin derrotas que le ha aupado a la primera posición

Luis García acaba sobre el césped tras la felicitación de sus jugadores

Luis García acaba sobre el césped tras la felicitación de sus jugadores

El mallorquinismo ha vivido un noviembre muy dulce. Los bermellones han sumado catorce puntos de dieciocho posibles, un bagaje espectacular que le ha aupado a la primera plaza de la Segunda División. Está por ver cómo rendirá en diciembre, empezando por el hueso de mañana ante el Almería, pero echando una vista atrás a lo sucedido en las últimas cuatro semanas, hay motivos para el optimismo. Porque el Mallorca ha ganado cuatro partidos y ha empatado dos, sin ninguna derrota, unos resultados que reflejan el buen momento que atraviesa. De hecho, en estos seis encuentros ha marcado diez goles y solo ha encajado uno, otra estadística para enmarcar. 

La goleada ante el Logroñés (4-0), que venía de vencer seis partidos seguidos, fue la guinda perfecta. Y eso que el mes no empezó con triunfo. Los de Luis García arrancaron un punto de La Romareda en un duelo que deberían haber sentenciado en la segunda parte después de una primera en la que no estuvieron bien (0-0). Eso sí, en la siguiente jornada derrotaron con solvencia a la siempre incómoda Ponferradina (3-0) en un duelo sin historia. 

El choque en Montilivi infundía mucho más respeto por la entidad del rival, diseñado para regresar a Primera. No obstante, el Mallorca dio la talla (0-1). Marcó un gol para el recuerdo, con una sensacional acción de juego combinativo culminada por Salva Sevilla, y después supo sufrir ante un adversario que apretó de lo lindo. Ahí el equipo rojillo demostró oficio para resistir cuando no tiene el balón, otro buen detalle a tener en cuenta. Eso sí, todavía lo pasó peor ante el Sporting. El conjunto asturiano fue mejor en el Visit Mallorca Estadi, pero fue incapaz de materializar sus ocasiones ante los baleares, que disputaron sus peores minutos del curso (0-0). 

Sin embargo, ni así perdió, todo un mensaje para el resto de la competición. El Cartagena fue la penúltima estación. Dos goles de penalti, obra de Dani y Lago, fueron suficientes en un duelo en el que no estuvieron fluidos, pero en el que evidenciaron su superioridad frente al único equipo que tuvo el acierto de batir a Reina (1-2). 

Y el domingo ante el Logroñés todo fue más fácil de lo previsto gracias a la decisiva acción en la que los riojanos se quedaron con diez jugadores en el minuto tres. Diciembre se presenta como un nuevo desafío pero, visto lo visto, este grupo está más que preparado para afrontarlo. 

Vicente Moreno, molesto con los árbitros

Vicente Moreno, entrenador del Espanyol, no ocultó su malestar ayer cuando le expusieron que el Mallorca había acabado siete partidos en superioridad numérica y su equipo, en ninguna. «Los datos están ahí y no podemos estar contentos. Queremos pensar que son cosas que van a rachas y esperamos que al final estas cifras se igualen. Esperamos que estas decisiones vayan cambiando», se quejó el de Massanassa.

Cumpleaños

«Muchas gracias equipo por esta “cariñosa” felicitación de cumpleaños. Sí, creo que voy a pedir el VAR..», bromeaba ayer Luis García Plaza en las redes sociales tras acabar sobre el césped. El técnico del Mallorca había pasado el tradicional corrillo para celebrar su 48 aniversario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats