Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol / Segunda División

El Mallorca recupera el gol

Con las tres dianas a la Ponferradina, los rojillos reparan su gran asignatura pendiente y alcanzan la docena en once partidos

Dani Rodríguez es felicitado por Mboula, Marc Cardona y Antonio Sánchez tras marcar a la Ponferradina, el domingo.

Dani Rodríguez es felicitado por Mboula, Marc Cardona y Antonio Sánchez tras marcar a la Ponferradina, el domingo. Manu Mielniezuk

Con la máxima efectividad posible -tres goles en tres remates a portería hasta el minuto 53-, el Mallorca ha reparado, o está en camino de ello, una de sus grandes asignaturas pendientes en este primer tercio de campeonato, la falta de gol. Tras acabar cinco de los diez partidos en blanco antes de medirse al conjunto berciano, el Mallorca ha recuperado la sonrisa a base de goles y, aunque ha costado, parece que ha encontrado el camino para batir las porterías rivales.

El equipo de Luis García Plaza ha alcanzado la docena de goles tras los tres marcados a la Ponferradina, una cifra que cuadra más con un equipo que pretende el ascenso a Primera División, y por la vía directa. Con estas doce dianas, el conjunto rojillo ya es el cuarto equipo más goleador, empatado con el Oviedo y a uno del Fuenlabrada, Lugo y Las Palmas. El Espanyol de Vicente Moreno lidera provisionalmente esta tabla con 16 goles, seguido del Cartagena con 14.

Ocho de los doce que suma los ha conseguido el Mallorca en tres partidos: los tres al Málaga y Ponferradina y dos al Tenerife. Al equipo le falta más regularidad en este aspecto y, sin duda, le condiciona el haberse quedado sin marcar en cinco partidos, prácticamente la mitad de los que ha disputado.

El principal responsable de que se haya roto la sequía es Dani Rodríguez. El gallego ha encontrado con la llegada de Luis García su lugar en el mundo. Tras jugar una gran parte de la temporada en banda con Moreno, su nuevo técnico le está ubicando donde se siente más cómodo, por detrás del delantero. y Dani Rodríguez le está respondiendo con goles. Cinco suma el 14 mallorquinista, a dos del veterano Rubén Castro, del Cartagena.

Al Mallorca le supone todo un lastre que los que en teoría deben llevar el peso del gol, Marc Cardona, Abdón y Alegría, tengan enormes dificultades para ver puerta. El catalán ha tomado ventaja, aunque el único gol que contabiliza es poco bagaje y haría mal en confiarse.

En cuanto el Mallorca ha conseguido perforar las porterías rivales, se ha disparado en la clasificación, hasta el punto de que ahora ocupa plaza de ascenso directo. Una anécdota de momento pero que empieza a ser significativo del rumbo que puede tomar el equipo.

Con la mejor defensa del campeonato, junto a la del Espanyol - Reina y Diego López solo han encajado dos goles en once partidos-, al equipo le faltaba una mayor regularidad en la faceta goleadora. Las ocasiones que genera se traducen ahora en gol, y si no, se agarra a la efectividad. Hasta el tercer gol a la Ponferradina, de Antonio Sánchez, el Mallorca llegó muy poco al área rival. A partir del tercero, los de Luis García dispusieron de ocasiones de sobra para ampliar el marcador. El sábado tienen una buena prueba en Girona para ratificar su idilio con el gol.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats