Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todo salió redondo

Santo Domingo en una tarde de lunes! Lo escribes en la previa y no te sale tan bien. Luis García pudo hacer sus rotaciones previstas. Llegaron los goles; dos; y ambos en jugada. La portería propia sigue con el candado puesto y Reina sumando minutos camino de la gloria inexpugnable. Cómo sería la llegada de los goles que hasta Abdón probó desde el centro del campo imaginándose que en un día así todo es posible, y no le faltó demasiado. Hasta Sastre se libró de una segunda amarilla, que hubiera sido la cuarta en dos partidos porque se perdió el anterior precisamente por doble amonestación. Pero esta vez el entrenador pensó ¡hoy no le pegas! Y le sustituyó a tiempo justo después de que casi la viera. Y es que hay días en los que sale todo. Hasta el niño Luka Romero salió un ratito, diez minutos, y el pobre solo tocó un balón. ¡Qué paradoja que pasara en un campo llamado Santo Domingo en plena tarde de un lunes!, un día de esos que la Federación odia solo por darle la tabarra a La Liga. ¡Si hasta jugó Aleksandar Trajkovski de titular! Por cierto, ¿y el Alcorcón? Ahí estaba, confundido aún entre positivos que eran negativos, no de los del fútbol de antes sino de coronavirus, y muy por debajo de sí mismos, algo que también cuenta, claro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats