Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca: Entrevista

Jordi Mboula: "La competencia en mi puesto es buena, que gane el mejor"

Mboula posa sentado sobre un balón en la ciudad deportiva de Son Bibiloni.

Mboula posa sentado sobre un balón en la ciudad deportiva de Son Bibiloni. RCDM

España, Francia, Bélgica… Mucho recorrido para tener tan solo 21 años.

El fútbol va muy rápido en todos los aspectos. En poco tiempo he vivido muchas experiencias, tanto buenas como malas, que sirven para sumar. En el día de hoy me queda seguir creciendo y alcanzar nuevos objetivos.

Estuvo ocho años en la Masía. ¿Hay vida fuera de ella?

Creo que sí. Al final si no tienes sitio tienes que buscarte la vida y coger otros caminos. Siempre es una buena experiencia salir y probar nuevos retos.

¿Cuál es su mejor recuerdo de aquella época?

No destacaría nada en concreto, más allá del recorrido y lo que viví año tras año. Sobre todo todos los amigos de verdad que he hecho allí. Estoy muy agradecido por todo lo que me enseñaron allí.

Y con tan solo 18 años y sin experiencia en el fútbol profesional viene todo un Mónaco y le ficha. ¿Fue un salto demasiado grande?

Fue muy bueno para mí. Conocí lo que era el fútbol profesional y además llegué a un Mónaco que estaba muy arriba en ese momento. Mejoré un montón como jugador, compartí vestuario con jugadores increíbles y para mí la experiencia fue muy positiva.

Uno de ellos fue un tal Kylian Mbappé. ¿Es tan bueno como parece?

Es bueno de verdad. Lo hace genial. Kylian juega muy bien y se le vio desde el primer día. No se puede decir mucho más que no se sepa ya sobre él.

La aventura en Mónaco no fue tan bien como esperaba.

El primer año fue de adaptación, conociendo al equipo y a acostumbrarme a vivir fuera de casa. Y el segundo, cuando empecé a tener continuidad y minutos me lesioné de gravedad. Después tuve que salir cedido y ahora, cuando he vuelto del Huesca, ha salido un proyecto importante como el Mallorca, que me ha hecho más ilusión que estar allí.

Una rotura en el tendón de los isquiotibiales no es ninguna broma.

Fue una lesión larga en la que tienes que tener paciencia. En el fútbol todos queremos volver lo antes posible. Son muchos meses, hay que ser muy fuerte de cabeza y cuando vuelves no eres el mismo de antes. Tienes que tomarte un tiempo para recuperar sensaciones y quitarte el miedo de la cabeza. Al final todo se acaba olvidando.

Tuvo a una leyenda como Thierry Henry de entrenador.

Es un gran entrenador. Es obvio que sabe mucho de fútbol. Además para extremos como yo, que era un poco su perfil, fue muy bueno porque nos enseñó muchas cosas. A pesar de que estuvo poco tiempo aprendí mucho de él.

La Liga francesa fue protagonista recientemente por una pelea en un partido con tintes de racismo. ¿Ha vivido algún episodio así en su carrera?

Siempre hay el típico comentario de «negro», pero no creo que siempre sea racismo, sino más bien por el tipo de sociedad en la que vivimos. Sin darnos cuenta hacemos comentarios racistas y viene dado por el lugar y por la educación con la que hemos crecido.

Un contrato de cuatro años es poco habitual hoy en día. El club ha hecho una apuesta importante.

Estoy muy agradecido por la confianza que ha demostrado el Mallorca en mí. Nunca se sabe el tiempo que estaré al final, pero cuando un club muestra ese interés por ti es difícil decir que no.

¿Se llegó a impacientar porque no se hiciera oficial? El Mallorca tuvo muchos problemas para inscribir jugadores por el límite salarial.

Sabía que era difícil y no dependía de mí. También estaba por en medio el Mónaco, que defendía sus intereses. Iba a ser un proceso largo y en esta época de covid todo es más complicado. Al final con paciencia se pudo hacer y muy contento de estar aquí.

¿Habló con algún jugador antes de firmar?

Sí, con Álex Pozo que estuvo aquí el año pasado. Me contó que era un buen sitio y me dio un par de referencias positivas.

¿Es un paso atrás fichar por el Mallorca y jugar en Segunda?

Para nada. A estas edades hay que demostrar de lo que eres capaz de hacer.

¿Qué peso tuvo Luis García en que se decidiese a venir?

Hablamos un par de veces antes de firmar. Me explicó la situación, qué perfil buscaba y me dijo que le encajaba en su equipo. Eso fue un poco lo que me ayudó a decantarme a venir.

¿Qué Mboula le dijo que quiere ver en el Mallorca?

Quiere que sea yo y que explote mis características. Soy un tipo de extremo que a él le gusta: rápido, de uno contra uno y con descaro. Vengo a hacer mi juego, a tener continuidad y a mostrar mi mejor nivel.

¿En el cara a cara con los jugadores es igual que ante un micrófono?

Es muy cercano con nosotros. Para mí eso siempre es mejor a la hora de gestionar el grupo.

En ocasiones también ha hecho público actitudes negativas de jugadores como Budimir o Stoichkov. ¿Molesta eso dentro del vestuario?

Cuando pasó todo esto yo no había llegado. Son cosas suyas, es su decisión decir lo que piensa y hasta ahí me meto yo.

¿Entiende la postura que mantuvieron de declararse en rebeldía para forzar su salida?

Es su decisión. Si al final quieren o no estar aquí es cosa suya. No soy nadie para decir si está bien o mal.

¿Qué vestuario se ha encontrado en el Mallorca?

Muy bueno. Todos son buenos chavales y nos reímos mucho. Es un buen grupo para conseguir los objetivos. Manolo y Raíllo son muy graciosos los dos.

¿El Mallorca es un club de Primera en Segunda?

Es un club que no está donde se merece estar. El año pasado con el juego que desplegó mereció mucho más de lo que obtuvo. Si estoy aquí es para cumplir el objetivo, que no es otro que subir a Primera División.

A pesar de la derrota ante el Rayo, el equipo va ahora como un tiro.

Es una cuestión de dinámicas y de conocerse más, hay mucha gente nueva. Los partidos cada vez son un poco mejores. Ahora llevamos tres victorias seguidas, que en Segunda es algo muy difícil de conseguir.

Después del partido ante el Sabadell estuvo parado una semana. ¿Cómo está físicamente ahora?

Estoy al 100%. Tuve unas molestias pero ahora ya estoy bien, en dinámica de grupo y preparado para el partido del domingo.

Estuvo a punto de tener un debut soñado contra el Espanyol.

Fue una lástima esa jugada. Espero que el domingo llegue ese gol esperado y que después de ese vengan muchos más.

¿Vio o no vio desmarcado a Álex Alegría en esa jugada?

También había más jugadores en el campo. Justo cuando podía dar el pase Miguelón me coge y ya no pude. Después llegó el central a tapar y no pudo ser.

Con Murilo, Lago, Cufré o Amath está caro jugar en banda.

La competencia en mi puesto es buena y eso siempre te hace ser mejor jugador. Vamos a pelear todos y que gane el mejor.

Jugó con Marc Cardona en el Barça B. ¿Es el hombre-gol que necesita el equipo?

Es muy buen futbolista. Si está bien y con confianza aportará muchísimo y marcará goles.

¿Cómo vivió el confinamiento?

Entrenando como se podía cada día en casa. En parte a mí me fue bien porque llegaba de una lesión y me estaba costando un poco entrar, así que lo aproveché para coger mejor tono físico.

¿El fútbol sin público sigue siendo fútbol?

Sigue siendo fútbol, aunque no es lo mismo. Los partidos son diferentes y en casa se nota mucho que nos falta el apoyo de la gente. También es verdad que jugar a domicilio así es más fácil.

Hay jugadores a los que se les ve cómodo con la falta de presión. ¿Es usted de ellos?

A mí me gusta jugar con público, la presión te motiva más. Entiendo que sin ello también estás más tranquilo y haya jugadores que se sientan mejor.

Jugó en las categorías inferiores de la Selección. ¿Sueña con volver algún día?

Sí. Es uno de mis objetivos este año: tener continuidad en el campo y volver a la selección.

 ¿Jordi o Mboula?

Mboula.

¿España o El Congo?

España.

¿De no haber sido futbolista?

Actor.

¿Último libro que ha leído?

Uno de Sigmund Freud.

¿Película favorita?

La saga de Harry  Potter.

Un ídolo en el deporte. 

Usain Bolt.

Plato preferido. 

Paella.

Bebida favorita. 

Vichy.

¿Otras aficiones?

Ir al cine.

¿Un lugar para desconectar?

Mi pueblo, l’Ametlla del Vallès. 

¿Duerme bien después de una derrota?

No suelo dormir bien ni en las victorias ni en las derrotas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats