Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos hombres por puesto para Luis García

El Mallorca cuenta con 25 jugadores a la espera de la salida de Trajkovski y Ruiz de Galarreta, y el futuro de Budimir

Luis García dirige un entrenamiento reciente

Luis García dirige un entrenamiento reciente

A falta de que se solucione de una vez por todas la ya eterna situación de Ante Budimir en el Mallorca, se desbloquee la situación de Trajkovski y se confirme la más que probable marcha de Ruiz de Galarreta al Girona, el técnico bermellón García Plaza cuenta con dos jugadores por puesto, el prototipo de plantilla que cualquier entrenador desea para su equipo. 

No podrá quejarse el técnico madrileño de la falta de jugadores, como así sucedió en el pasado con Vicente Moreno. Actualmente, sin contar a Iván Bravo, que con toda seguridad regresará al filial del Mallorca o saldrá cedido en busca de minutos para no ver frenada su progresión, cuenta con 25 jugadores. Todas las líneas cuentan con recambios de garantía, a excepción de la delantera, la parcela que menos ha convencido en el arranque liguero y donde el culebrón Budimir ha condicionado durante todo el verano la posible llegada de refuerzos.

En la portería, Manolo Reina y Miquel Parera continúan un año más como los encargados de defender la guarida del Mallorca. El portero de Villanueva del Trabuco, titular indiscutible desde su llegada en 2017, es uno de los capitanes y alma del equipo. García Plaza le entregó las llaves de la portería desde el primer momento. Por detrás espera Parera. El de Manacor, que apenas ha podido participar con el equipo por su condición de suplente, ha rendido a buen nivel siempre que el equipo le ha necesitado

En defensa, la llegada de Cufré al lateral izquierdo ha completado una cuadrilla de ocho jugadores que, a buen nivel, constituyen una de las retaguardias con más categoría de toda la Segunda División. Valjent y Raíllo comandan desde el centro de la defensa, con Franco Russo y Sedlar como recambios. Sastre, que le ha ganado la partida a Gámez por el lateral, está recuperando su mejor nivel en el costado derecho. Y en la izquierda, Oliván y Cufré -teóricamente el titular- competirán por dar seguridad al flanco izquierdo, una zona problemática en los últimos años.

Baba, Salva Sevilla, Dani Rodríguez, Febas, Antonio Sánchez y Stoichkov completan un centro del campo superpoblado que ofrece multitud de alternativas a García Plaza, que tendrá difícil componer el puzzle para poder tener contentos a todos los jugadores, especialmente a los que dispongan de menos minutos. En las bandas, el gran deseo del técnico madrileño, la llegada de Mboula y Murilo complementan la experiencia de Lago Junior y la juventud de Luka Romero, que seguramente será el que goce de menos oportunidades. Con Lago como fijo, el brasileño y el catalán pelearán por hacerse con el otro puesto en el once. 

Arriba ahora solo cuenta con Abdón y Alegría. El de Artà parece haberle ganado la partida al extremeño, aunque ninguno de los dos ha mostrado por ahora razones para ser el delantero titular. A falta de que se cierre el mercado y se solucione el tema de Budimir, el Mallorca contará con una plantilla amplia, variada y de calidad. Una escuadra que debería estar arriba cuando la Liga llegue a su fin y se decida el ascenso a Primera División.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats