Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dani Rodríguez, el abrelatas del Mallorca

Al igual que la pasada temporada ante el Eibar, Dani Rodríguez ha vuelto a estrenar el casillero goleador de los bermellones en Liga con el tanto de la victoria ante el Sabadell

El abrelatas del Mallorca

El abrelatas del Mallorca

Tardó en llegar, pero por fin ayer los jugadores del Mallorca volvieron a celebrar un gol en Liga. Han tenido que pasar 265 minutos, con una derrota y un empate de por medio, pero Dani Rodríguez (1988, Betanzos) logró ayer estrenar el casillero goleador de los bermellones en Liga, un ritual que se está convirtiendo ya en especialidad para el mediocentro gallego.

Ya la pasada temporada, con el debut del equipo en Primera ante el Eibar (2-1), Dani Rodríguez abrió el marcador tras una galopada marca de la casa desde el centro del campo y una definición con clase por bajo. Ayer, las circunstancias fueron otras pero acabaron con el mismo protagonista. Cuando el partido empezaba a asomarse a un irrevocable empate a cero, cazó un gran pase de Stoichkov, el otro gran triunfador de la tarde dominical, para, con la rabia y potencia que le caracteriza a la hora de jugar, fusilar a Mackay con un fuerte disparo y gritar por fin de liberación al marcar el gol que, a la postre, certificaría la victoria de los bermellones.

Y no es casualidad que Dani apareciese por en medio para encontrar el hueco. Desterrado a la banda, la llegada de Murilo y Mboula le ha devuelto a su hábitat natural, jugando por detrás del delantero. A pesar de que en el partido fue de menos a más, el gallego por fin volvió a sonreír y, con él, el resto del equipo en un encuentro que no pasará a la historia. “Al final esta categoría es así. Quizás estemos pagando el peaje de haber bajado y de pensar que tenemos que ganar los partidos de calle. Cuando nos quitemos ese peso tendremos más fluidez y encararemos los partidos de mejor manera”, analizó tras el encuentro.

Ahora, liberado del encorsetamiento que le suponía estar pegado a la línea de cal, es de esperar que recupere su sitio en la medular y vuelva a ser aquel mediocentro incansable de área a área, el primero en ejecutar la presión en campo contrario y también en defender cerca del área. Su influencia en el equipo es vital y de su acierto, sus ganas y compromiso saldrán muchas de las opciones del Mallorca en Liga.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats