Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol. Segunda

Análisis del rival del Mallorca: Sabadell

El histórico club catalán, propiedad del exdirectivo del Barça Esteve Calzada, busca consolidarse en el fútbol de elite tras su regreso a Segunda

Los jugadores del Sabadell celebran el gol marcado la semana pasada al Rayo Vallecano.

Los jugadores del Sabadell celebran el gol marcado la semana pasada al Rayo Vallecano.

El Sabadell es uno de los clubes históricos del fútbol catalán y español, que ha regresado este pasado verano a la Segunda División tras cinco años subsistiendo en Segunda B y evitando la caída a Tercera y la desaparición in extremis.

Desde 2017 el club pertenece a Esteve Calzada, fundador y consejero delegado de Prime Time Sport (una de las empresas de márketing deportivo más importantes del mundo) y exdirectivo del Barça, que sacó al club del concurso de acreedores. En estos tres años ha conseguido recuperar la entidad y devolverla al fútbol profesional.

El club ha fijado un presupuesto de entre 7 millones y 8 millones de euros para la temporada 2020-2021, según informó la web Palco23.com. El Sabadell ha realizado una operación acordeón (reducción y una posterior ampliación de capital) de 1’8 millones. Su techo salarial se sitúa en poco más de 4 millones de euros.

El entrenador

Antonio Hidalgo es el entrenador de los arlequinados desde abril de 2019 (se retiró en 2015). Tras evitar el descenso, esta pasada temporada ha llevado al equipo al ascenso (eliminó al Atlético de Madrid B, Cultural Leonesa y Barça B en los play off exprés) tras haber sido tercero en la Liga regular.

"Creemos mucho en lo que hacemos. La Liga es un trayecto muy largo y viviremos situaciones diferentes"

Antonio Hidalgo - Entrenador del Sabadell

decoration

Hidalgo es un claro ejemplo de la nueva generación de técnicos: quiere que su equipo sea protagonista con el balón y mande en el juego.

No es rígido en cuanto al sistema, variando a cuatro o tres defensas según el momento del partido, pero sobre todo quiere velocidad en las bandas. 

La plantilla

Ocho incorporaciones ha realizado el Sabadell, que ha mantenido el bloque del ascenso y se ha reforzado en pocas posiciones. Tres futbolistas han llegado cedidos y ha conseguido hacerse con dos oportunidades que le ha ofrecido el mercado: los vascos Undabarrena (mediocentro) y Guruzeta (delantero). Además, ha logrado las cesiones de Juan Hernández o el ibicenco Juan Ibiza (fichado cedido por el Almería esta misma semana), también con experiencia en la categoría de plata.

Porteros: Fuoli (Villarreal B), Mackay.

Defensas: Ibiza (Almería), Aleix Coch, Grego Sierra, Jaime Sánchez (Valladolid B), Olmo, Ozkoidi, Pierre (Mallorca), Óscar Rubio.

Medios: Undabarrena (Tenerife), Adri Cuevas, Romero, Pedro Capó, Ángel Martínez, Aarón Rey, Boniquet.

Delanteros: Néstor Querol, Héber Pena, Juan Hernández (Celta), Víctor García (Valladolid B), Guruzeta (Athletic B), Edgar Hernández.

Los veteranos Mackay, Óscar Rubio y Ángel Martínez, junto a otros jugadores con años de recorrido en Segunda B como Grego, Ozkoidi, el menorquín Capó, Boniquet, Querol o Edgar forman el núcleo duro de un Sabadell que ha buscado elevar el nivel ofensivo y disponer de banquillo suficiente para una temporada que será larga. Una de las sorpresas en cuanto a refuerzos ha sido la apuesta por lateral zurdo francés Pierre Cornud, al que el Mallorca dio la baja este verano.

Objetivo y sistema de juego

El Sabadell afronta la temporada con el reto de conseguir la permanencia. Ha regresado a Segunda y el objetivo es consolidarse en el fútbol profesional. Su viabilidad depende en gran medida de continuar en la elite.

“Todo lo que es salir de la Segunda B, que es un pozo, es una alegría. El objetivo es ser mantenerse, este año y los siguientes”

Esteve Calzada - Propietario del CE Sabadell

decoration

Si bien a su llegada a Sabadell Antonio Hidalgo apostó por jugar con tres centrales, ya la temporada varió a un sistema con cuatro defensas.

Aunque su esquema no es inamovible, variando en función de las necesidades defensivas y ofensivas, lo habitual es que su once sea un 4-2-3-1, con mucha importancia para los extremos y un delantero implicado en la elaboración del juego.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats