Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División

Luis García Plaza saca el látigo

El técnico del Mallorca apunta en su estreno a Pablo Ortells y a algunos de sus jugadores tras la derrota ante el Rayo

Luis García Plaza da instrucciones a sus jugadores durante una pausa para refrescarse.

Luis García Plaza sacó el látigo en la sala de prensa. Sus declaraciones tras la derrota ante el Rayo Vallecano tienen unas consecuencias todavía desconocidas, pero lo que es seguro es que se oyeron en todos los despachos del Visit Mallorca Estadi. “Sabe perfectamente lo que dice”, asegura un trabajador del club. El técnico madrileño fue más allá que el simple enfado por el palo que supuso debutar con derrota en la Segunda División (0-1). Y no dio la impresión de que estuviera nervioso, más bien todo lo contrario. Tenía claro la idea que pretendía transmitir ante los micrófonos.

En su discurso hubo reflexiones para todos, pero el nombre de Pablo Ortells, el director de Fútbol, fue el que más flotó en el ambiente. “No tenemos muy clara nuestra situación de mercado”, subrayó sin titubear. Y también apuntó a algunos de sus jugadores de forma directa, sin especular, en un estilo muy diferente al que tenía su predecesor, Vicente Moreno, mucho más dado a no decir públicamente lo que pensaba. Por ejemplo se mojó en el caso Budimir. “Mi idea es contar con él, pero estoy notando gente a la que me está costando mentalmente meterla en la dinámica del grupo. Me gustaría que me aclaren de una vez la situación y no tener a la gente distraída. Aquí se habla de Budi, de Baba, de Trajkovski… Tenemos cuatro o cinco jugadores que desconocen su futuro y el único perjudicado en todo esto es el Mallorca”, soltó visiblemente incómodo por ello.

A García Plaza le sobran jugadores, pero también debe reforzarse, por paradójico que parezca. “Faltan posiciones”, resaltó de forma contundente, a pesar de que quiere desprenderse de más de media docena de los que sí trabajan a diario en Son Bibiloni. De hecho, su primer recambio fue apostar por Luka. “Si dependemos de un chico de quince años, mal vamos. No tenemos bandas”, dijo en un comentario en el que Ortells se debió sentir aludido. Y solo es la primera jornada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats