El Mallorca de Luis García ha entrenado esta mañana antes de enfrentarse en el primer amistoso de la temporada al Levante, a las 21 horasLevante21 horas en el Pinatar Arena. Joan Sastre, que junto a Fran Gámez es el único lateral con ficha del primer equipo, se ha mostrado animado al finalizar la sesión. "Hasta ahora solo habíamos entrenado y hecho partidillos entre nosotros. El Levante es un gran rival, afrontamos el partido con ilusión y con ganas de victoria", ha manifestado el porrerenc.

Hace poco más de dos semanas que los bermellones comenzaron una pretemporada condicionada por la covid. "Está siendo totalmente diferente. Ahora tenemos la oportunidad de jugar partidos, que es importante". El nuevo entrenador sigue intentado instaurar su filosofía. "Preparamos el día a día con Luis para adaptarnos a su idea de juego y a su forma de hacer las cosas".

El técnico madrileño pretende que los tres partidos que el Mallorca jugará en San Pedro del Pinatar sirvan para coger ritmo de juego antes del inicio de la Liga, que deparará nuevos desafios al conjunto mallorquín. "Cada temporada es diferente y tiene sus retos. Estas tres últimas nos hemos jugado muchas cosas y espero que esta empecemos la Liga con una victoria, que es lo más importante", ha apuntado Sastre.

Pese a la exceso de jugadores en la plantilla, el defensa mallorquín ha considerado que siguen preservando el buen ambiente: "Somos un gran grupo y estamos muy motivados para lo que venga". Sastre valoró positivamente la vuelta de los cedidos, que lucharán por convencer al nuevo entrenador tras un año lejos de la isla. "Muchos de los que vuelven de cesión ya los conocíamos. Estamos contentos de volvernos a encontrar para afrontar todos los retos que nos vienen", ha concluido.