24 de junio de 2020
24.06.2020
Diario de Mallorca
La previa

El más difícil todavía del Mallorca

El conjunto bermellón visita esta noche al líder Real Madrid con la necesidad de dar la campanada para alimentar sus opciones de salvación - Moreno recupera a Raíllo y medita apostar por una defensa de cinco - Zidane dará descanso a Sergio Ramos

24.06.2020 | 00:30
Pozo, Salva Sevilla, Baba y Pedraza sonríen durante un entrenamiento con el Mallorca.

Es el más difícil todavía para el Mallorca. Esta noche visita al flamante líder de la Liga, que ha ganado los tres partidos disputados con cierta solvencia después del parón por el coronavirus y con una plantilla de estrellas mundiales con hambre. Con este panorama afrontan hoy los bermellones el duelo ante el Real Madrid en el estadio Alfredo Di Stefano -el Bernabéu está en obras- a partir de las 22 horas. El empate, con sabor a derrota, del pasado sábado ante el Leganés (1-1) ha elevado el nerviosismo después de los tropiezos ante el Barcelona (0-4) y Villarreal (1-0), por lo que este encuentro llega en el peor momento. Justo cuando más necesitan sumar llega el choque antes los Benzema, Courtois y compañía.

La salvación está ahora a tres puntos, que marca el Eibar, por lo que el margen de error es mínimo. De los ocho partidos que quedan para finalizar el campeonato, las matemáticas invitan a pensar que debería ganar cuatro de ellos, o lo que es lo mismo, añadir doce puntos a su casillero, un reto a todas luces muy complicado.

Vicente Moreno recupera a Raíllo, que estaba sancionado, aunque no podrá contar con Lumor, que estará en Valdebebas pero que no está todavía para jugar tras su lesión, tal y como desveló el valenciano. Todo apunta a que el preparador apostará por la defensa de cinco, con Sedlar, Valjent y el propio Raíllo, con Pozo y Fran Gámez en los laterales. Baba, Salva Sevilla y Dani Rodríguez parecen fijos en el centro del campo, por lo que entre Kubo, Cucho y Budimir estará el descartado en el once. No hay que olvidar que menos de setenta horas después los baleares se medirán al Athletic de Bilbao, por lo que quizá Moreno prefiere reservar a alguno de ellos para San Mamés.

Precisamente el Real Madrid también está enfadado con el poco descanso que tiene entre sus partidos. El buen momento deportivo, con pleno de triunfos desde el final del parón por la pandemia tras la complicada visita a la Real Sociedad, contrasta con el malestar tremendo en el club blanco con LaLiga. Los horarios de sus partidos, que obligan al equipo de Zinedine Zidane a descansar menos que el Barcelona en el pulso por el título, ha provocado una queja formal de la entidad que preside Florentino Pérez. Se intentan aislar de eso Zidane y sus jugadores. Centrados en ganar una Liga marcada desde su inicio como el gran objetivo del curso.

El fuerte golpe que recibió Sergio Ramos en un rodilla en San Sebastián invita a su descanso y a la entrada de Militao en una defensa en la que regresaría Mendy. Pierde Zidane al futbolista que le da equilibrio. Casemiro es baja por sanción y sus funciones se las repartirán entre Fede Valverde y Toni Kroos, con el regreso al once de Luka Modric. Listos para tener protagonismo están el calvianer Marco Asensio e Isco Alarcón, la gran sorpresa de la convocatoria tras recuperarse en cinco días de una lesión de tres semanas. En la enfermería siguen Nacho Fernández, Lucas Vázquez y Luka Jovic.

En ataque, Vinicius derribó la puerta ante la Real y fue el gran protagonista del triunfo blanco en el Reale Arena, y el técnico francés debe retocar su idea para juntar al brasileño con Hazard, cambiando a uno de los dos de banda. El belga está listo para volver tras descansar un partido en un tridente que completará un Karim Benzema en racha, autor de tres goles en los dos últimos partidos. Un desafío mayúsculo para un Mallorca que busca la sorpresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!