04 de mayo de 2020
04.05.2020
Diario de Mallorca
Fútbol

Los jugadores del Mallorca tendrán que ir a Son Bibiloni con la ropa de entrenamiento puesta

Los bermellones deberán utilizar guantes y mascarilla antes de iniciar la sesión sobre el césped, según las instrucciones de LaLiga

04.05.2020 | 13:53
Baba conduce el balón en un entrenamiento en Son Bibiloni.

Los jugadores del Mallorca tendrán que llevar su equipación puesta al llegar a Son Bibiloni y utilizar guantes y mascarilla antes de empezar a ejercitarse sobre el césped, según las instrucciones remitidas por LaLiga para las dos primeras fases del retorno, que incluyen test PCR y de anticuerpos periódicos.

El folleto enviado a los clubes con las instrucciones básicas del protocolo sanitario de vuelta a los entrenamientos se refiere a las dos fases iniciales, la primera relativa a la preparación para la vuelta, con test PCR+anticuerpos, y la segunda con entrenamientos en solitario y test anticuerpos periódicos adicionales.

Todavía no está fijado el día para empezar a trabajar sobre el césped a las órdenes de Vicente Moreno, pero todo apunta a que será el jueves o el viernes.

El documento explica que los test se realizarán tanto a los jugadores como al resto de empleados que vayan a estar en las instalaciones en el lugar y la hora que comunique el club, así como que la instalación que se utilice para reanudar la actividad será desinfectada previamente, siguiendo las indicaciones dadas por las autoridades sanitarias.

En estas dos primeras fases los jugadores y el cuerpo técnico se alojarán en su domicilio con familiares y personas con las que habitualmente convivan. Antes de los entrenamientos en grupo los futbolistas se ejercitarán en solitario, para "alcanzar un estado de forma óptimo" y en la fase 2 la noche anterior recibirán información del club con el trabajo que deben realizar el día siguiente y el horario en el que deben llegar a las instalaciones en su ordenador, móvil o tablet.

La instrucción es que deben llegar a la ciudad deportiva desde su domicilio, en su coche y utilizando siempre el mismo. Solo se contempla que entrenen a la vez un máximo de seis jugadores por terreno de juego y siempre guardando el doble de la distancia de seguridad. Los futbolistas bermellones deberán acudir a las instalaciones con la ropa de entrenamiento puesta desde su domicilio y llevar sus propias botas y en caso de tener que usar el gimnasio solo podrán hacerlo individualmente o con otro compañero, siempre con respeto de esa distancia de seguridad.

Los clubes, al final de la sesión, entregarán una bolsa biodegradable y cerrada con la ropa para el entrenamiento del día siguiente y los jugadores tendrán que utilizar esa misma bolsa para, en sus domicilios, guardar la equipación usada para entrenar. Al día siguiente, podrán depositar esta bolsa en un cubo para que el personal del club lave la ropa usada. Desde la llegada a las instalaciones hasta que comience el entrenamiento, tendrán que llevar puestos guantes y mascarilla.

Durante esta fase se deberá evitar, en la medida de lo posible, el uso del fisioterapeuta y en caso que de tener que hacerlo siempre deberá ser el mismo profesional. Una vez termine el entrenamiento los jugadores evitarán permanecer mucho tiempo en las instalaciones y en caso de presentar algún síntoma avisar inmediatamente al médico del equipo y aislarse.

Por seguridad se recomienda que no accedan al domicilio de los jugadores personas con las que no convivan habitualmente en estas pautas, que quieren "contribuir a erradicar las probabilidades de contagio e infección entre todos los integrantes de las plantillas". LaLiga remitirá más adelante las pautas para la Fase 3 (entrenamientos por grupos) y la Fase 4 (entrenamientos colectivos).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!