10 de marzo de 2020
10.03.2020

El coronavirus amenaza el llenazo ante el Barcelona en Son Moix

Las autoridades no prohíben la asistencia a los partidos pero ya se plantean que la jornada del próximo fin de semana se dispute a puerta cerrada - El Mallorca prevé agotar hoy las 357 entradas que quedan para el encuentro del sábado

10.03.2020 | 00:44
Largas colas en Son Moix para hacerse con una entrada para el encuentro ante el Barcelona.

El partido entre el Mallorca y el Barcelona del próximo sábado en Son Moix corre serio peligro de que se tenga que disputar a puerta cerrada a causa de la amenaza del coronavirus. El Gobierno ha planteado a las comunidades autónomas que los partidos de Liga se jueguen sin público ante el brote que se extiende por el país, al menos en las comunidades de riesgo, entre las que, de momento, no entra Balears. La consejera de Salut del Govern Patricia Gómez señaló ayer que la amenaza se extiende a los partidos a los que pueda asistir público de las comunidades más afectadas por el COVID-19, como Madrid, País Vasco y La Rioja. La cuarta es Cataluña, por lo que podría afectar al partido del sábado en Son Moix.

"Las medidas sólo las comunicaremos cuando estén decididas y acordadas. Las demás decisiones, si las adoptamos mañana (por hoy), se las vamos a dar a conocer", dijo el ministro de Sanidad Salvador Illa en relación a eventos deportivos. Illa fue preguntado por el posible aplazamiento o suspensión de eventos deportivos, pero instó a prensa y ciudadanos a tener paciencia y no especular sobre medidas aún no tomadas.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) que preside Javier Tebas tomará decisiones en función de los informes que las consejerías de Sanidad de las diferentes comunidades autónomas le hagan llegar. De momento, no hay ningún documento que obligue a jugar sin público.

La mejoría del Mallorca en Liga, con siete de los últimos doce puntos en juego, unida a la llegada del líder de la competición, con Leo Messi a la cabeza, harán que, si no se imponen medidas drásticas, Son Moix presente la mejor imagen de la temporada.

A última hora de la tarde de ayer tan solo quedaban 357 localidades a la venta –el club espera colgar hoy el cartel de 'No hay billetes'–, por lo que si los más de 16.000 socios rojillos acuden al estadio, junto con las más de 4.000 entradas que se han puesto a la venta, harán que la asistencia roce los 20.500 espectadores, el aforo máximo de Son Moix.

Será la cuarta vez esta temporada en la que el club venderá todos los asientos disponibles para un encuentro. Al comienzo del curso, con la afición totalmente volcada con los suyos al haber ascendido pocos meses antes a Primera, se agotaron todas las localidades en el encuentro ante la Real Sociedad (0-1) y ante el Atlético de Madrid (0-2).

Además, el horario del encuentro –18.30 horas– y que solo se pueda ver en las plataformas habituales de pago también ayudará a que la afluencia de espectadores sea mayor. Han pasado casi ocho años de la última visita del Barcelona a Son Moix (2-4), correspondiente a la temporada 2012/2013, por lo que la expectación entre los seguidores culés en la isla y los aficionados al fútbol es máxima para este duelo.

Pese a las habituales críticas por parte de los simpatizantes blaugranas por los elevados precios de los billetes–el adulto no socio del Mallorca debe pagar entre 80 y 290 euros, mientras que los precios para los infantiles oscila entre 40 y 60–, lo cierto es que el ritmo de venta ha sido muy elevado y ya el primer día se formaron grandes colas en las oficinas del estadio para poder adquirir una.

Por otro lado, el club bermellón reforzará los accesos al estadio a partir de este sábado para evitar que adultos accedan con entradas infantiles (de 5 a 14 años, ambos inclusive). Se incrementerán las medidas de seguridad y se pedirá el DNI en los casos sospechosos. Además, los nuevos tornos instalados tienen diferentes sonidos según el tipo de entrada que se emplee.

Gracias al encuentro, el club espera recaudar una cifra cercana a los 450.000 euros, cantidad similar a la registrada en el partido de la primera vuelta ante el Real Madrid, que acabó con victoria de los bermellones (1-0, Lago Junior) y a la que asistieron 20.275 espectadores.

Tras la victoria del Mallorca en Ipurua –la primera a domicilio del curso– la situación del equipo en Liga ha mejorado considerablemente, a pesar de continuar en descenso, por lo que se espera con ganas el choque de este sábado ante los de Quique Setién, que llegan líderes y con Messi a la cabeza de una escuadra que cuenta con jugadores como Piqué, Ter Stegen o Griezmann.

Osasuna y Alavés toman medidas para evitar el contagio


El Osasuna ha decidido, teniendo en cuenta las recomendaciones de Salud Pública de prevención en relación con el COVID-19 y con el asesoramiento de sus servicios médicos, suspender los actos programados por la Fundación Osasuna en los que participan futbolistas. Asimismo, el club delimitará las zonas de trabajo de Tajonar con el objetivo de extremar la precaución en los espacios compartidos. El Grupo Baskonia-Alavés anunció ayer que quedan suspendidas todas las actividades escolares hasta el 23 de marzo, siguiendo las recomendaciones y directrices de expertos de epidemiología de Salud Pública. Estas actividades aglutinan a medio millar de niños y jóvenes entre los 6 hasta los 15 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!