03 de diciembre de 2019
03.12.2019
Primera División

Al Mallorca le espera un final de año para temblar

El Mallorca visitará en diciembre al Barcelona, que lo ha ganado todo en casa, al Celta y recibirá en Son Moix al Sevilla, mejor equipo a domicilio de la Liga - El duelo en Balaídos ante un rival directo debe servir como punto de inflexión lejos de la isla

03.12.2019 | 01:24

El Mallorca afronta el último mes del año con tres enfrentamientos que marcarán el devenir del equipo en la competición. Barcelona, Celta, Sevilla y una eliminatoria de Copa del Rey ante El Álamo vislumbra un calendario muy complicado y exigente del que el conjunto de Vicente Moreno tiene que salir con vida para encarar la segunda vuelta del campeonato con opciones reales de conseguir la permanencia en Primera División.

Los bermellones, con 14 puntos y decimoséptimos en la clasificación, necesitan puntuar de manera obligada en estos tres enfrentamientos si no quieren verse abocados a los puestos de descenso al acabar el año. Ante Barcelona y Celta los encuentros serán a domicilio, su talón de Aquiles este curso, ya que aún no sabe lo que es puntuar lejos de la isla.

La primera parada en su Tourmalet particular será este sábado, ante nada más ni nada menos que el conjunto de Leo Messi, que ayer conquistó su sexto Balón de Oro. Posiblemente, tras encajar dos derrotas seguidas ante el Levante y Betis, el Camp Nou sea el peor escenario en estos momentos para obtener un resultado positivo. Los catalanes son un equipo prácticamente inexpugnable en casa. Además, este curso cuenta por triunfos todos sus partidos como local.

Un semana después llegará el turno del Celta, rival directo del conjunto mallorquín. El Mallorca no puede regresar de vacío en su visita a Balaídos. Le esperará un partido a cara de perro, ya que los vigueses, inmediatos perseguidores de los bermellones en la tabla, querrán ganar ante su público y dar un golpe de efecto ante los bermellones. Los de Óscar García no vencen ante su público local desde el pasado 6 de octubre, cuando derrotaron por la mínima al Athletic de Bilbao.

Tras el partido de Vigo, será el turno de la Copa del Rey, un torneo que según los resultados que haya obtenido en estos dos encuentros servirá como bálsamo o como un problema más del que preocuparse. Enfrente estará El Álamo, de la Tercera División Madrileña, uno de los equipos más modestos de la competición. Será el turno para los suplentes y los menos habituales en las convocatorias de Moreno, que tendrán su oportunidad de demostrar su valía en una ronda a partido único. El encuentro, previsto para el miércoles 18 de diciembre, hará que los jugadores tan solo tengan poco más de tres días para recuperarse y centrarse ante el siguiente compromiso liguero, que será ante el Sevilla, tecer clasificado en Liga.

Son Moix despedirá el año 2019 ante el que por ahora es el mejor visitante de la temporada, ya que los de Julen Lopetegui han logrado seis victorias en ocho encuentros lejos del Sánchez Pizjuán. El Mallorca no puede permitir que más puntos vuelen de su estadio, porque visto el bajo rendimiento ofrecido a domicilio, un porcentaje muy elevado de la permanencia pasará por sumar de tres en tres en la isla.

Con una permanencia matemática que rondará los 40 puntos, los de Moreno deben aumentar su rendimiento en diciembre y acercarse a la cifra de veinte puntos al finalizar la primera vuelta –en Granada el 4 de enero– si no quiere tener que afrontar un desafío mayúsculo en la segunda mitad del curso. La cuesta de diciembre dilucidará gran parte del futuro del Mallorca en esta Liga.

El Mallorca, presente en Filipinas


Albert Salas, director de comunicación del Mallorca, ha acudido en representación del club junto a más de 600 representantes y 60 ponentes internacionales de la industria deportiva, para participar en un congreso en Manila (Filipinas), 'SPIA Asia', sobre marketing deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!