22 de noviembre de 2019
22.11.2019
Levante21Mallorca

El Mallorca vuelve a frustrarse

Los bermellones suman ante el Levante su sexta derrota como visitantes en un partido en el que han merecido más y que habían conseguido empatar

22.11.2019 | 23:03

Es la sexta derrota consecutiva como visitante. Es el único equipo de la Liga que no ha sacado ningún punto lejos de Son Moix, aunque hoy parecía que sería un encuentro diferente para el Mallorca, que se ha quedado con las ganas ante el Levante (2-1). Un tiro en el larguero de Abdón en el último suspiro ha sido el último intento de los de Moreno, que se habían levantado al tanto inicial de Roger gracias al empate de Dani Rodríguez. Pero un tiro desde su casa de Rochina ha desnivelado la balanza justo cuando parecía que los rojillos iban a por la victoria. Es impotencia, es frustración, pero la realidad es que el Mallorca regresará a la isla de vacío.

El Mallorca ha salido muy enchufado al césped. Nada más empezar ya ha reclamado, con toda la razón, un penalti de Postigo sobre Febas. Pero ni el colegiado Pizarro Gómez ni, lo que es peor, el VAR, ha querido saber nada. ¿Entonces para qué está si en acciones tan claras no interviene? La frustración que ha generado la acción no ha amilanado a los bermellones, que esta noche han vestido de blanco. Porque han tenido la posesión del balón, con un Baba sensacional, y han creado problemas a un Levante torpe para combinar. En el minuto once ha dispuesto de una sensacional ocasión que hubiera acabado en gol en la mayoría de ves si no hubiera en la portería un meta del nivel de Aitor Fernández. Dani Rodríguez ha enviado un gran centro que Budimir ha cabeceado con mucha fuerza muy ajustado al palo, pero los reflejas del cancerbero vasco han evitado el tanto. Poco después Salva Sevilla, que ha vuelto al once tras cumplir sanción ante el Villarreal, lo ha intentado con un tiro que ha blocado el meta local.

Los valencianos, que ha tenido que prescindir del lesionado Melero, han elevado sustancialmente su nivel, sobre todo haciendo daño en las bandas de Sastre y Gámez. En una de ellas Miramón ha sentado al del Puerto de Sagunto y su centro al corazón del área lo ha rematado de espuela Borja Mayoral, pero Manolo Reina ha estado providencial. El malagueño también ha estado en su sitio con sendos cabezazos de Roger Martí. El Mallorca ha dado un paso hacia atrás, a pesar de que Moreno, que ha cambiado de bandas a Kubo y Dani Rodríguez, intentaba que eso no se produjera. Incluso poco antes del descanso tras un saque de esquina Vezo ha rematado al interior del área pequeña y Roger ha rematado alto. Lo mejor que le ha podido pasar es que el árbitro, Pizarro Gómez, el mismo que dirigió el duelo del mágico ascenso ante el Deportivo en Son Moix, pitara el final de la primera parte.

La reanudación no ha podido ser peor para los intereses de los isleños.

Los locales han salido con una o dos marchas más y se ha notado pronto en el electrónico. Miramón ha servido un gran centro a Roger Martí, que se ha adelantado a Sastre en la marca y ha cabeceado a placer al fondo de la red. Ha sido un mazazo en toda regla, por mucho que se haya vivido esta situación como visitante esta temporada. Rochina ha querido echar sal a la herida poco después con un disparo que Reina ha atrapado sin problemas.

El Mallorca tenía que espabilar, como fuera porque quedaba un mundo por delante. Kubo, desde una posición similar a la del gol ante el Villarreal, lo ha intentado con un chut que ha parado Aitor Fernández. Pero la pelota ha seguido siendo de los granotas. Borja Mayoral, con un tiro alto y un remate con la punta de la bota, ha dejado claro que querían aniquilar a los baleares. Pero hoy tenía que ser diferente para el Mallorca. Y se ha levantado demostrando personalidad. Porque en el minuto sesenta y cuatro Kubo ha enviado un balón a Sastre, que ha ganado la banda y su gran centro al interior del área ha sido rematado con el alma por Dani Rodríguez para firmar el empate. Hacía 348 minutos, desde la segunda diana de Budimir en Getafe, que no marcaban los rojillos como foráneos. Un gran gol que ha cambiado el panorama del duelo porque los de Moreno, que ha introducido a Señé por Sañlva Sevilla, se han creído que podían marcar otro. La pena es que eso solo ha durado ocho minutos. Es el tiempo que ha tardado Rochina en lanzar un obús desde treinta y tres metros que ni Reina se esperaba. Ver para creer. Un jarro de agua fría de verdad para el equipo y el medio cententar de mallorquinistas desplazados a Valencia. El preparador ha introducido a Chavarría y Abdón, pero ya solo quedaba intentarlo a la desesperada. Así ha metido la bota Dani Rodríguez, pero Aitor Fernández ha estado en su sitio. El Levante ha perdonado después de que Bardhi no ha enterara de que le llegaba el balón con Reina absolutamente superado. Después Dani Rodríguez ha probado suerte con un tiro que ha repelido el meta. Precisamente el gallego ha sido víctima de una agresión de Campaña, que ha supuesto su expulsión. El ambiente se ha caldeado mucho, pero el Mallorca ha sentido impotencia. Un tiro de Abdón flojo, una volea de Kubo que ha despejado Aitor Fernández y que previamente ha tocado el balón en la mano de un defensa granota y ya en el descuento, un balón en el larguero de Abdón, ha sido el final de una noche que prometía mucho más. Vaya palo.


Levante: Aitor Fernández, Miramón, Vezo, Postigo (Duarte, min. 42), Clerc, Melero, Campaña, Radoja, Morales (Rochina, min. 5), Roger (Bardhi, min. 78) y Borja Mayoral.

Real Mallorca: Reina; Fran Gámez, Raíllo, Valjent, Joan Sastre, Baba, Salva Sevilla (Señé, min. 71), Dani Rodríguez, Kubo, Febas (Chavarría, min. 76) y Budimir (Abdón, min. 81).

GOLES: 1-0, Roger se adelanta a Sastre y baye a Reina (min. 51); 1-1, Dani Rodríguez remata tras una gran combinación entre Kubo y Sastre (min. 64); Rochina bate a Reina con un tiro desde treinta y tres metros (min. 72)

ÁRBITRO: Pizarro Gómez (C. Madrileño). T. amarillas: Budimir (min. 55), T. Rojas: Campaña por doble amarilla (min. 59 y 86)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!