10 de noviembre de 2019
10.11.2019
La crónica
Mallorca31Villarreal

Kubo explota ante el Villarreal

El japonés firma su mejor actuación como rojillo, marca su primer gol y participa en los otros dos en la victoria ante el conjunto castellonense

10.11.2019 | 13:55

Por si quedaba alguna duda, el Mallorca se transforma en Son Moix. Es un equipo mutante, nada que ver con el que juega, que no compite, lejos de su estadio. Con la lección bien aprendida, los hombres de Vicente Moreno consiguieron una victoria tan justa como necesaria ante un Villarreal con jugadores de postín, de calidad suprema y como el mayor suministrador de jugadores a la selección española. Hasta cuatro futbolistas del 'submarino amarillo' ha llamado Robert Moreno para los dos próximos partidos internacionales. Pero el Mallorca, sin tanto bombo, con jugadores de los que apenas se habla en los programas deportivos, fue superior. Por eso ganó.

Fraguó su victoria desde el punto de penalti. Ni el más optimista podía pensar que antes de la media hora el Mallorca iría con dos goles de ventaja. Moreno, como es habitual, ordenó una presión alta sobre la defensa del Villarreal. Y de esta guisa llegó el primer gol. Budimir y Dani Rodríguez presionaron a Mario Gaspar y Asenjo. Al guardameta no le quedó más remedio que quitarse la pelota de encima. A córner. Tras el lanzamiento, Kubo se hizo con el balón y, tras regatear a un contrario, fue objeto de penalti por parte de Iborra, que metió el pie en mala hora. Previa consulta del VAR, el árbitro pitó la pena máxima que Lago Junior transformó. Era el minuto 11. Todo a pedir de boca.

Pero no se iba a quedar ahí la alegría local. Diez minutos después, en una contra de manual iniciada por Dani Rodríguez con la colaboración de Kubo, acabó con un derribo de Asenjo a Febas, ayer haciendo de Salva Sevilla, y muy bien por cierto. El penalti fue más claro que el anterior. Esta vez fue Dani Rodríguez, omnipresente, el que se encargó de lanzarlo para poner el 2-0 en el electrónico.

El Mallorca, un bloque sólido y solidario, juntó líneas y el Villarreal tuvo problemas para penetrar en la nutrida y ordenada defensa rojilla. Y cuando lo hizo, ahí estaba Reina para abortar cualquier intento de los castellonenses. Primero con un paradón a cinco minutos del descanso al remate a bocajarro de Anguisa. Evitó que el Villarreal acortara distancias. Y, al filo del descanso, fue Lumor el que se anticipó a Mario Gaspar en otro remate que era gol o gol.

La segunda parte no pudo empezar peor para los locales. A los tres minutos Cazorla, también desde el punto de penalti, acortó distancias. La falta de Raíllo a Gerard Moreno fue de libro, con agarrón y patada en la cara incluida. El Villarreal acortó distancias demasiado pronto. El fantasma del día de Osasuna sobrevoló Son Moix. Tocaba volver a sufrir. Los gestos de Moreno, negando con la cabeza, eran premonitorios.

Pero ayer apareció un jugador del que se espera mucho, Take Kubo. Cuatro minutos después del gol de Cazorla, el japonés puso las cosas como estaban con un golazo desde fuera del área. Con permiso de Dani Rodríguez, fue el mejor jugador del Mallorca, y eso que el nivel fue muy alto. El japonés participó en los tres goles de su equipo. Objeto de penalti en el primero, dando el pase del contragolpe a Dani Rodríguez en el segundo y marcando el tercero. Ha costado, pero por fin está justificando su cesión. El Kubo de ayer, constante hasta su retirada, debe jugar siempre, el que defiende, el que marca, en definitiva, el que establece la diferencia.

Su gol fue definitivo para la suerte del partido. Frenó el ímpetu de un Villarreal que creía al menos en el empate tras acortar distancias. Un cuarto de hora después, Moreno cambió a Kubo para sorpresa de la afición. El técnico estaba contento con el rendimiento de su joven jugador. "Así es, así es", le dijo dándole golpes en el pecho cuando se cruzó con él. Le sustituyó Señé, debutante esta temporada. El equipo no cambió con el tercer gol, no cometió el error de encerrarse en su área. Con el paso de los minutos, la fe del Villarreal decayó.

El Mallorca más inteligente de la temporada se llevó la victoria de forma justa ante un rival superior en todo. Sigue fuera del descenso, un dato no menor. Son catorce puntos los que suma, todos en Son Moix, donde el equipo de Moreno muta de manera sorprendente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!